El camarista Gustavo Hornos intentará explicar las visitas que hizo al despacho de Macri en la Casa Rosada

El presidente de la Cámara Federal de Casación Penal, Gustavo Hornos, buscará justificar sus ingresos a la secretaría privada del entonces presidente Mauricio Macri. Lo hará en la reunión de superintendencia que se hace este jueves.

17 de febrero, 2021 | 22.05

El presidente de la Cámara Federal de Casación Penal, Gustavo Hornos, buscará justificar sus visitas a la secretaría privada del entonces presidente Mauricio Macri, por las que fue denunciado penalmente en el marco de la causa Mesa Judicial Pro. Lo hará en la reunión de superintendencia que se hace este jueves, que reúne al mandamás del máximo tribunal penal del país y a los titulares de las cuatro salas que lo integran, según indicaron fuentes judiciales. 

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

En el temario que se tratará este jueves desde las 10 en la reunión de superintendencia hay un punto titulado “informe de Presidencia”, donde entre otras cuestiones se incluirá la versión de Hornos sobre sus visitas a la secretaría privada de Macri en la Casa Rosada, indicaron fuentes judiciales a El Destape. “Es una explicación formal”, añadieron.

Además de Hornos, en el encuentro estarán los presidentes de las salas que integran la Casación: Daniel Petrone (sala I); Alejandro Slokar (sala II); Liliana Catucci (sala II); y Mariano Borinsky (sala IV), quien también registra una visita a la secretaría privada de Macri. Al menos por ahora, los denunciantes separaron el caso de Borinsky del de Hornos, porque este último realizó al menos seis ingresos formales a Casa de Gobierno entre 2015 y 2019 (según los registros oficiales, cinco fueron al despacho privado de Macri y el restante no fue especificado).

Tal como publicó El Destape, el actual presidente de la Cámara Federal de Casación Penal fue denunciado el 11 de febrero por sus reiteradas visitas a la secretaría privada de Macri durante el gobierno de Cambiemos. Se trató de una ampliación de denuncia que realizaron tres diputados del Frente de Todos en la causa de la Mesa Judicial Pro. Los denunciantes vincularon las visitas con los fallos adversos al kirchnerismo que en los días sucesivos a cada visita firmaba Hornos desde la sala IV de la Casación. 

“La animosidad de las decisiones judiciales del camarista, respecto de ex funcionarios y empresarios relacionados al kirchnerismo es patente”, sostuvieron Martín Soria, Rodolfo Tailhade y Eduardo Valdés en su denuncia del jueves pasado. Y agregaron: “Todo indica que (Hornos) es parte fundamental del engranaje que hace a la ‘Mesa Judicial M’. Por tanto, podemos decir que, además de estar influenciado por el Poder Ejecutivo, también es un juez ‘parcial’”. De esta forma, allanaron el camino para una presentación ante el Consejo de la Magistratura.

“Que un juez federal interviniente en causas en donde se investiga a funcionarios opositores se reúna en privado con un Presidente de la Nación es, en sí mismo, un hecho escandaloso y digno de investigación judicial”, sostuvieron los diputados. Y resaltaron que cada una de las seis visitas registradas en Casa de Gobierno “estuvieron proseguidas por fallos emitidos por ese magistrado que, sin ninguna excepción, agravan la situación procesal de funcionarios o personas opositoras al Gobierno de Macri”.

Las visitas

Tal como publicó este medio, dos días después de ingresar al despacho presidencial, Hornos ratificó el procesamiento de Cristina Fernández de Kichner en la causa Obra Pública de Santa Cruz, un caso emblemático de Lawfare. También mantuvo el embargo de 10.000 millones de pesos en su contra. Ese ingreso de Hornos a la Casa Rosada ocurrió el 31 de octubre de 2017. El fallo es del 2 de noviembre siguiente. Aquella no fue su primera visita a la secretaría privada de Casa de Gobierno. Tampoco la última. Figuran, al menos, otras cinco entradas. Las fuentes de tribunales consultadas para esta nota ratificaron que no es nada habitual que se realicen esas visitas. Por eso, habrá que esperar a la reunión de superintendencia para escuchar su versión. 

De acuerdo a la reconstrucción que hizo El Destape, los registros de ingreso a la Casa Rosada arrojan que el camarista visitó más de una vez el despacho presidencial. Para los denunciantes no fueron casuales los fallos que firmó tras visitar la Casa de Gobierno:

-El 22 de diciembre de 2015, apenas doce días después de que Macri asumiera la presidencia, Hornos registra su primera entrada. Al día siguiente, el 23 de diciembre, la sala IV de Casación que integra Hornos dio vuelta un fallo de una instancia inferior y ordenó investigar a Guillermo Moreno en un caso que impulsaba Clarín. A la vez, repuso al juez Claudio Bonadio al frente de esa pesquisa.

-El 5 de mayo de 2016, Hornos volvió a la secretaría privada de la Casa Rosada. Entró a las 11.12. Se retiró 11.53. Dos semanas después confirmó el procesamiento del ex titular de la Comisión Nacional de Valores, Alejandro Vanoli, en una causa impulsada por (nuevamente) el Grupo Clarín. Pero además, “esa misma semana, ratificaban una prueba en una filmación en ‘La Rosadita’, otra causa en donde se quiso vincular mediáticamente al kirchnerismo con actividades ilícitas. Y, para concluir con una semana llena de actividad mediático-judicial orientada siempre a favor de los mismos intereses, la firma de Hornos avalaría el rechazo a la recusación de (también nuevamente) Claudio Bonadío en la causa de 'dólar futuro', en donde se imputaba a Cristina Kirchner y Axel Kicillof”, señalaron los denunciantes en la ampliación de denuncia que hicieron en el caso de la Mesa Judicial Pro.

-El 8 de agosto de 2016, Hornos estuvo otra vez en la Casa de Gobierno. En esta ocasión no se precisó el destino de la visita. Pero sí el horario de entrada y salida: 17.30 y 18.02, respectivamente. Tres días después de esa visita, en la sala IV integrada por Hornos se movía la causa bautizada “Ruta del dinero K” y se ordenaba “continuar una investigación contra Luis D’Elia en una causa por discriminación”. También la misma sala ordenaba impulsar una investigación penal por enriquecimiento ilícito contra Aníbal Fernández, entre otros fallos.

-El 31 de octubre de 2017, Hornos volvió al despacho de Macri. Se trata de la mentada visita tras la cual ratificó el procesamiento de Cristina Fernández de Kichner en la causa de la Obra Pública vial de Santa Cruz. Con estas decisiones, "Hornos y la Cámara de Casación dejaban expedita la vía para la realización del juicio oral y público de la ex presidenta. Feliz noticia para la Mesa judicial, artífices del Lawfare en este país, ya que su cometido estaba más cerca de la meta final, una oposición destruida y desgastada por el apriete y la persecución”, señalaron los denunciantes.

-El 16 de noviembre de 2017, Hornos, una vez más, volvió al despacho presidencial. Entró a las 17.46 y partió a las 19.14. Tras ese encuentro, Hornos habilitó la realización del juicio oral contra Alejandro Vanoli por abuso de autoridad. Una semana después, “el 23 de noviembre, un fallo firmado por Hornos confirmaría el procesamiento y embargo de los hijos de Lázaro Báez, uno de los platos fuertes del armado mediático de la supuesta ‘Ruta del Dinero K’”, recordaron Soria, Tailhade y Valdés en su presentación. Luego, la sala IV emitiría “un fallo que perjudicaba al ex Vicepresidente de la Nación, Amado Boudou”.

-El 13 de agosto de 2018 se registró la última visita del juez. Ingresó a las 12.21. Salió a las 16.15. Cuatro días antes, la sala IV de Casación según informó el CIJ “rechazó planteos de Cristina Kirchner, Oscar Parrilli y Luis D’Elía en la causa por la denuncia de Nisman por el memorándum con Irán”. Y “el 22 de agosto de 2018, la Cámara Federal de Casación Penal confirmó las prisiones de Amado Boudou, José María Núñez Carmona y Nicolás Ciccone”, recordaron los denunciantes. Un día después, la misma sala "rechazó un recurso extraordinario en el marco del pedido de libertad de Carlos Santiago Kirchner, ex subsecretario de Coordinación de Obra Pública Federal”.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►