El secretario de Macri anotó que el juez del caso Maldonado era propio y que lo visitaría un operador judicial PRO

Dario Nieto, secretario privado de Macri, anotó: "Gustavo Lieral. Lo nombramos nosotros. Ya tuvimos contactos. Mahiques va a verlo el lunes". Fue el mismo día que el Juez asumió la causa donde se investigaba la desaparición de Santiago

16 de abril, 2021 | 18.00

El peritaje sobre el celular del secretario privado de Mauricio Macri revela que el ex presidente intervino en la investigación judicial por la desaparición de Santiago Maldonado. El 22 de septiembre de 2017, el mismo día que el caso cambió de juez y pasó a manos de Gustavo Lleral, Darío Nieto anotó en su teléfono: “Gustavo Lleral. Lo nombramos nosotros. Está bien. Serio. Ya tuvimos contactos. Mahiques va a verlo el lunes”. Mahiques es Juan Bautista Mahiques, uno de los operadores judiciales de Macri.

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

La anotación fue un viernes. El cuerpo de Santiago aún no había aparecido y Dario Nieto, el secretario privado del Presidente, tomaba nota de que el nuevo juez del caso, Lleral, era del agrado del Gobierno. La nota revela que ya lo habían contactado y que Mahiques lo visitaría, tal como hizo con otros jueces para presionarlos.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

La familia Maldonado cuestionó siempre al juez Lleral y lo recusó en varias oportunidades. Lo responsabilizan por la falta de resultados en la investigación. Sin ir más lejos, Lleral archivó el caso. Lo nombramos nosotros. Está bien” tenía anotado el secretario de Macri.

Un dato: Nieto, el secretario de Macri, quiso borrar esas anotaciones. El peritaje judicial las recuperó. Todo en el marco de una causa por espionaje ilegal.

Otro dato: esto se complementa con la investigación de El Destape sobre la Operación Olivos. Mariano Borinsky, el juez que estuvo al menos 15 veces con Macri en la quinta presidencial, falló tres veces contra la familia Maldonado.

La asunción del juez Lleral al frente del caso Maldonado llegó tras el apartamiento de su colega Guito Otranto, también cuestionado por la familia de Santiago. El 22 de septiembre de 2017, el día de la anotación de Niego en su celular, la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia admitió el planteo de las querellas y apartó al juez Otranto. El expediente pasó a manos de Lleral, titular del Juzgado Federal N° 2 de Rawson. Con un agregado: Lleral tendría dedicación exclusiva para este caso.

Lleral durmió la causa y todo lo que pedimos lo rechazó” explicó Sergio Maldonado, el hermano de Santiago, a El Destape. “Lleral fue peor que Otranto. Lleral es cómplice de la pinchadura a mi teléfono. Lo vio y tendría que haberlo investigado”, agregó Sergio.

Aquel día, a las 15.20, Nieto anotó en su celular que a Lleral lo nombró Cambiemos, que ya lo habían contactado y que el lunes, es decir el próximo día hábil, Mahiques iría a verlo. Efectivamente a Lleral lo designó el gobierno de Macri el 16 de junio de 2016. El decreto lo firman la vicepresidenta Gabriela Michetti y el ministro de Justicia Germán Garavano.

El gobierno de Macri buscaba tomar contacto con el nuevo juez del caso. Santiago para ese entonces estaba desaparecido. Al joven se lo había visto por última vez apoyando un reclamo de la comunidad mapuche el 1 de agosto de 2017. Desapareció en el marco de una represión feroz e ilegal de la Gendarmería en el Pu Lof en Resistencia de Cushamen. Su cuerpo sin vida se halló en el río el 17 de octubre de 2017, 78 días después del operativo ilegal que realizó la fuerza que estaba bajo el mando de la entonces ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

El cuerpo de Santiago apareció 25 días después de la designación de Lleral, que fue visitado por Mahiques y era del agrado del gobierno de Macri, según se desprende de la anotación del secretario privado presidencial en su celular.

Lleral cerró la pesquisa en noviembre de 2018 y se inhibió de intervenir cuando sus superiores ordenaron reabrir el caso. Incluso aceptó la recusación de los familiares cuando la causa volvió. La familia siempre los criticó por cómo resolvió la investigación. “Santiago no murió cruzando el río tal como afirmó Lleral el 29 de noviembre de 2018”, aseguró Verónica Heredia, la abogada de la familia Maldonado, a El Destape. “Para el juez no hubo ninguna persona responsable de nada, no hay delito para investigar y la causa se tiene cerrar”, explicó.

Las instancias superiores, explicó Heredia a este medio, dijeron que no hubo desaparición forzada pero que el caso se debe seguir investigando.

“Nosotros fuimos a la Corte diciendo que no se puede descartar la hipótesis de la desaparición forzada cuando es obvio que no se investigó nada. Lleral archivó la causa diciendo que no hay nada porque Santiago se ahogó solo. Hasta que no se sepa qué pasó, la hipótesis de la desaparición forzada no se puede descartar”, indicó la abogada de la familia Maldonado. El caso está en la Corte desde marzo del 2020.

La familia Maldonado también recurrió a la Corte para que defina quién debe investigar el caso. Hubo distintas instancias judiciales que sostuvieron que no hubo desaparición forzada –algo que la familia discute- pero que debe investigarse el caso. Por ejemplo: nunca se investigó el operativo ilegal de la Gendarmería. Lleral rechaza tomar la causa y la familia no quiere que ese juez sea el que investigue. Esto lleva a una parálisis.

En la Corte están sin resolver: qué se va a investigar, quién va a investigar y si son válidas la escuchas telefónicas que se hicieron (y que incluyen a Sergio Maldonado, por ejemplo)”, enumeró la abogada Heredia. “Desde noviembre de 2018 la causa está totalmente paralizada”, agregó.

Ahora, con esta revelación de El Destape, se sabe que el gobierno de Macri vio con buenos ojos que Lleral quedase al frente del caso y que Mahiques tenía planeado visitarlo el primer lunes que la investigación estuvo en sus manos.

El cargo formal de Mahiques era el de subsecretario en el Ministerio de Justicia y representante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura. Actualmente, es el Fiscal General porteño. Horacio Rodríguez Larreta le dio cobijo ante la deblacle electoral PRO.

Mahiques esta denunciado en la causa de la Mesa Judicial Pro. En el marco de ese expediente figura su visita a la jueza Ana María Figueroa, integrante de la Cámara Federal de Casación Penal. La jueza confirmó en junio del 2020 que apenas asumió Macri fue presionada por Mahiques, quien la visitó en su despacho para interiorizarse del devenir de la causa Memorándum con Irán. La camarista también relató cómo se la persiguió en el Consejo de la Magistratura donde tuvo expedientes abiertos a manos del propio Mahiques.

No hace falta mucha imaginación para entender que la visita de Mahiques al juez Lleral por el caso Maldonado tenía el mismo tenor.

Mahiques está vinculado al operador judicial del macrismo Daniel “Tano” Angelici –también involucrado en la causa de la Mesa Judicial Pro-. Es hijo del juez de la Cámara Federal de Casación Penal, Carlos Mahiques, quien llegó a ese cargo en 2017 a dedo por decisión de Macri. Venía de la Casación ordinaria y de un breve período como ministro de Justicia de María Eugenia Vidal en la gobernación bonaerense. En 2018, el Senado le dio el acuerdo y logró legitimar –al menos momentáneamente- su traspaso. Juan Bautista también es hermano de Ignacio Mahiques, quien fuera fiscal en diversas causas de persecución contra CFK.

La nota de Nieto no hace más que confirmar que el macrismo, lejos de la independencia judicial, se involucraba en aquellos casos que consideraba de interés político. El caso Maldonado, según reconoce el propio Macri en su libro, es uno de ellos. Y ahora hay pruebas.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►