Procesaron a Gustavo Arribas y Silvia Majdalani y les prohíben salir del país: las pruebas en su contra

El juez federal de Lomas de Zamora, Juan Pablo Augé, dispuso el procesamiento de los extitulares de la AFI macrista sin prisión preventiva por el espionaje a Cristina Kirchner. Ordenó retenerles el pasaporte.

05 de agosto, 2020 | 16.03

Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, los jefes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Mauricio Macri, fueron procesados por el espionaje ilegal a Cristina Fernández de Kirchner y al Instituto Patria. Lo dispuso el juez Juan Pablo Augé, que también les prohibió la salida del país. Tanto para el juez como para los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide está acreditado que fueron los que dieron las órdenes para estas tareas de inteligencia ilegales y que luego intentaron encubrir esas maniobras a través de documentos e informes falsos que entregaron al Congreso e insertaron en una causa en manos del juez Federico Villena, a quien seleccionaron con ese objetivo. 

Néstor y Bush: la historia

También fue procesado y se le prohibió salir del país Martín Coste, exdirector de Contrainteligencia de la AFI, que fue el área encargada sobre la que recaían las tareas del espionaje. En ninguno de los casos se decretó la prisión preventiva, pero sí se los embargó: por dos millones de pesos en los casos de Arribas y Majdalani y por 700.000 en el caso de Coste.

A Arribas, Majdalani y Coste se les imputan los delitos de inteligencia ilegal, que tienen de 3 a 10 años de prisión; de falsificación de documentos públicos, que tiene de penas de 1 a 6 años; y el de omitir, rehusar hacer o retardar hacer algún acto bajo su responsabilidad. 

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Tal como informó El Destape, los fiscales Incardona y Eyherabide habían pedido los procesamientos de Arribas y Majdalani que ahora dispuso el juez Augé.

El dato no es menor, ya que los fiscales tienen delegada la investigación. Los motivos del procesamiento de los ex jefes de la AFI son los siguientes: 

- Daban las órdenes a Alan Ruiz, jefe de los Super Mario Bros, para espiar a CFK y al Instituto Patria. Los hechos se remontan a mediados de 2018.

- Falsearon documentos para encubrir las tareas ilegales que ordenaron.

- Le mintieron a la Comisión Bicameral de Inteligencia, que había analizado el caso, con un informe falso.

- Usaron el mismo informe falso que enviaron al Congreso para lograr un sobreseimiento express por parte del juez porteño Marcelo Martínez de Giorgi, que “investigó” el espionaje al Patria.

- Seleccionaron al juez Federico Villena, muy cercano a Majdalani, para insertar en un expediente de su juzgado varios informes falsos que les dieran cobertura por las tareas ilegales.

En la resolución que ordena los procesamientos, a la que accedió El Destape, el juez Augé afirma: “a pedido de Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, Alan Ruiz dio las órdenes verbales y directas de proceder a esas tareas de inteligencia y espionaje ilegal sobre la sede de reunión política y sobre el domicilio particular de Cristina Fernández de Kirchner, de manera tal que se instaló personal de la AFI del área de vigilancia y seguimiento dentro de vehículos automotores, con la finalidad de observar los domicilios indicados a fin de detectar y registrar los movimientos que se realizaban en ellos”

Más adelante, en el mismo documento fechado el 4 de agosto, el juez escribió: “Arribas, como Majdalani y Ruiz, dispusieron, ordenaron a sus subalternos en forma sistemática a lo largo del tiempo, la realización de actividades de inteligencia (vigilancias, toma de fotografías y videos) sobre objetivos de orden político, en un abuso propio de su función y en oposición al marco normativo al que debieron sujetarse para el cumplimiento de su actividades como Directores en la Agencia Federal de Inteligencia y responsables máximos, cada uno en su grado, del cumplimiento de las normas a las que debieron sujetarse en cumplimiento de su deber, descartando de plano cualquier tipo de error o mal interpretación de las obligaciones de las que eran competentes cada uno de ellos según el alto rango de responsabilidad de desempeñaban en sus cargos”.

El juez Augé también retoma del planteo de los fiscales Incardona y Eyherabide la evidencia de que  los ex jefes de la AFI seleccionaron un expediente judicial para encubrir estas maniobras de espionaje ilegal. Un expediente, el 82.441/2017, y un juez, Federico Villena. 

Este movimiento que indica que Arribas y Majdalani sentían próximo y confiable a Villena. De hecho, Horacio Verbitsky publicó que Villena era un protegido de Majdalani. Queda por verse como seguirá el derrotero de Villena en este expediente, si será como testigo o como imputado.

En el procesamiento el juez detalla varios de los documentos que falsificaron Arribas y Majdalani. Tal como informó este medio, uno de los documentos clave que “trucharon” Arribas y Majdalani es la nota AFI N 8201 que enviaron a la Comisión Bicameral de Inteligencia el 9 de agosto de 2018 en la que, según los fiscales y ahora el juez, “afirmaron falsamente” que no habían espiado a CFK. 

Respecto a estos documentos falsificados, el juez Augé escribió: “toda la confección de los informes (...), como los presentados ante la Comisión Bicameral de Inteligencia; a los Juzgados Federales a cargo de los Dres. Marcelo Martínez de Giorgi y Federico Hernán Villena, resultan a todas luces ideológicamente falsos por las materialidades introducidas en los mismos, resultando en dicha acción la participación directa de los aquí imputados Arribas, Majdalani y Coste”. 

Un dato más: con ese documento falso Arribas y Majdalani lograron un sobreseimiento express por parte del juez Martínez de Giorgi, que hoy también los investiga por el espionaje de mails y por inteligencia ilegal sobre 403 periodistas y varias decenas de dirigentes políticos, académicos e integrantes de ONGs. 

El juez Augé, al procesar a Arribas, Majdalani y Coste, afirma que “la estructura, funciones y roles dentro de la AFI en la época de los hechos se encuentra acreditada en la causa”. Significa que tienen claro como se daban las órdenes. Por ejemplo, que Ruiz recibía “órdenes e instrucciones directas” de Arribas y Majdalani para “tareas de espionaje ilegal” y luego coordinaba con su equipo de trabajo “pasando por encima de su superior jerárquico directo”, Coste. Todo esto fue constatado por los fiscales Incardona y Eyherabide. 

Para los fiscales y el juez, está comprobado el aval de Arribas y Majdalani a las tareas de inteligencia ilegales que ejecutaban Ruiz y su banda. Y que Coste sabía lo que pasaba y no hizo nada. “Podemos afirmar que Gustavo Arribas era quien impartía las ordenes junto con Majdalani, y que fundamentalmente ésta última era quien cotidianamente dialogaba con Alan Ruíz para transmitirle y hacer un seguimiento de las tareas”, escribieron los fiscales. El juez sigue esa línea. 


 

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►