Espionaje ilegal: las piruetas de Comodoro Py para salvar a Stornelli y D’Alessio

Los tres camaristas federales nombrados por Macri dijeron que Stornelli no tuvo nada que ver con el armado de la causa GNL junto al espía ilegal D'Alessio. Las pruebas que los desmienten.

26 de septiembre, 2022 | 15.54

La cofradía de Comodoro Py se cuida a sí misma, capítulo un millón. En este caso, el beneficiario es otra vez el fiscal Carlos Stornelli, que estaba procesado por introducir documentos de forma irregular en la causa GNL provistos por el espía ilegal Marcelo D’Alessio. La Sala I de la Cámara Federal, compuesta por 3 jueces nombrados por Mauricio Macri, revocó su procesamiento y dispuso su sobreseimiento. También anuló el procesamiento de D’Alessio, pero le dictó una falta de mérito y ordenó profundizar la investigación sobre él.

El salvataje al fiscal Stornelli provino de la Sala M de la Cámara Federal. Lo firmaron Bruglia y Bertuzzi, designados a dedo por Macri y mantenidos allí por la Corte Suprema, y Llorens, que tal como reveló El Destape se reunió con Macri en Olivos y luego se supo que es el arquero del Liverpool, el equipo que juega en Los Abrojos donde militan el fiscal Diego Luciani y el juez Rodrigo Giménez Uriburu, a cargo del juicio contra CFK por el caso Vialidad.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Para cuidar a Stornelli, los jueces Llorens, Bruglia y Bertuzzi optaron por silenciar todas las pruebas reunidas en su momento por el juez Alejo Ramos Padilla, donde quedó clara la relación entre el fiscal y el espía ilegal D’Alessio y el armado de su testimonio para impulsar la causa GNL.

En este capítulo lo que se investigaba era si Stornelli y D´Alessio coordinaron la introducción de información proveniente de inteligencia ilegal en la causa GNL, origen del caso de las Fotocopias de los Cuadernos Fénix. En esa causa, iniciada por el entonces senador PRO Federico Pinedo, acusaban a Julio De Vido y Roberto Baratta del pago de sobreprecios en la compra de Gas Natural Licuado (GNL), para lo cual no sólo contaron con los aportes de D’Alessio sino también con las operaciones mediáticas de Daniel Santoro en Clarín e incluso un perito trucho, David Cohen. El abogado de Cohen fue Fernando Sicilia, defensor también de varios espías macristas. Un nuevo peritaje determinó que no hubo sobreprecios. Pero la cuestión del armado de esta causa seguía vigente. Hasta ahora.

La causa GNL la impulsó el fallecido juez Claudio Bonadio. El fiscal era Stornelli, pero no tenía delegada la investigación.

Para salvar a Stornelli, la Cámara Federal optó por no mirar todas las pruebas que el juez Ramos Padilla (que inició esta investigación en el juzgado de Dolores pero luego fue absorbida por Comodoro Py) volcó en un fallo de 1.125 páginas. En el capítulo sobre el caso GNL, Ramos Padilla mostró que:

  • Stornelli conoció a D’Alessio por intermedio del operador de Clarín Daniel Santoro y, según el propio fiscal, lo consideraba alguien vinculado a esquemas de inteligencia de EEUU.
  • Stornelli y D’Alessio se conocían desde antes de la declaración testimonial del espía ilegal, que lo tenía agendado desde 2017 cuando la declaración fue en noviembre de 2018.
  • existió un intercambio real entre ellos dos, en muchas ocasiones iniciado por el propio Stornelli que lo buscaba a D ́Alessio para pedirle distintos tipos de favores
  • Luego de conocerse D’Alessio declaró el 5 y 12 de noviembre de 2018 de forma “espontánea” y aportó 4 carpetas a la causa GNL que dijo “haber recibido en forma anónima en su estudio jurídico”. Es decir, no como ex funcionario de ENARSA, excusa que usaron los jueces para intentar justificar el accionar de Stornelli.
  • se omitió dolosamente insertar información relevante en el acta y se insertó información que se sabía falsa, como el hecho de que D’Alessio hubiera recibido anónimamente dichas carpetas y la que permitió consumar el plan de inteligencia ilegal planificado desde mucho tiempo antes
  • Stornelli no informó de las declaraciones de D’Alessio a ninguna de las partes del caso.
  • El fiscal Stornelli retuvo esa información por 1 mes hasta que la entregó al juez Bonadio, que tenía ese expediente a su cargo
  • Santoro y D’Alessio coordinaron la publicación de una nota sobre el caso GNL con información que el espía ilegal obtuvo de la AFI macrista en julio de 2017
  • D’Alessio tenía un documento titulado “Informe Dr. Stornelli” creado en junio de 2018, 5 meses antes de la declaración testimonial que fue en noviembre de 2018, lo que muestra que ya planificaban la coordinación con el fiscal.
  • La lista negra con “responsables de la corrupción” fue “entregada formalmente ante el fiscal Stornelli, lo que implica que una lista producida por una persona que se dedica a la inteligencia ilegal y el chantaje y que recibía colaboración de la AFI, fue materialmente incorporada al expediente judicial con el claro fin de perjudicarlos”.
  • El 29 de octubre de 2018 el operador Santoro anticipó en Clarín la declaración de D’Alessio ante Stornelli.
  • En octubre de 2018, un  mes antes de la declaración ante Stornelli, D’Alessio también participa del apriete al ex secretario de CFK Pablo Barreiro, que en El Destape contó: “Tenía que arrepentirme y decir que Cristina tenía bolsos”. De la extorsión participaron D’Alessio y Stornelli.

Todo esto consta en la ampliación del procesamiento de Stornelli y D’Alessio del 21 de octubre de 2020 firmado por Ramos Padilla. Pero ahora los camaristas Llorens, Bruglia y Bertuzzi aprovecharon la apelación de D’Alessio para tratar en forma conjunta un planteo similar de Stornelli, algo ya irregular. Cada planteo tienen que analizarlo por separado, no hacer 2x1.

En su defensa Stornelli reconoció que no tenía delegada la investigación pero insistió en que un fiscal puede citar a un testigo cuando quiera. El fiscal remarcó que “el carácter anónimo o no de la información no tenía relación con la labor de la fiscalía, sino que a lo sumo se trataría de un falso testimonio del testigo”. Y dijo que los aportes de D’Alessio no generaron ningún efecto en la causa.

El caso pasó por la Cámara Federal de Mar del Plata, donde el fiscal Juan Manuel Pettigiani dictaminó en contra de los procesamientos de D’Alessio y Stornelli. Sobre el espía ilegal dijo que había que profundizar la investigación. Para su colega fiscal pidió el sobreseimiento.

Sobre D’Alessio, la Cámara Federal dice ahora que las pruebas reunidas no alcanzan para determinar si los documentos que le llevó a Stornelli provienen de espionaje ilegal. “Resta esclarecer si el encartado la obtuvo como consecuencia de un desempeño infiel en su labor de empleado, o como consecuencia de otro tipo de tareas”, escribieron Llorens, Bruglia y Bertuzzi, que revocaron el procesamiento del espía ilegal, le dictaron una falta de mérito y mandaron a profundizar la investigación sobre cómo obtuvo los datos.

En el caso de Stornelli, los camaristas de Comodoro Py no analizaron si fue parte de tareas de inteligencia ilegal sino solamente si introdujo pruebas de forma ilegal en la causa GNL, ya que le tomó testimonio 2 veces a D’Alessio a sabiendas de que estaba vinculado a un aparato de inteligencia y que no tenía delegada la investigación. Enseguida lo salvaron:No se observa irregularidad alguna en la noticia que el fiscal pudo tener para motivar su actuación funcional de recibir la declaración testimonial en cuestión

Los jueces Llorens, Bruglia y Bertuzzi tomaron el mismo argumento que la defensa de Stronelli: que el artículo 7 de la ley orgánica del Ministerio Público habilita a los fiscales a requerir colaboración a organismos públicos, privados y a particulares. Si bien el espíritu de ese artículo era para cuando esté en vigencia el nuevo Cödigo Procesal acusatorio, donde los fiscales tienen ese rol preponderante en la investigación, lo que no explicaron ni los jueces de Macri ni Stornelli es que éste no le pidió colaboración a D’Alessio: en la causa consta que “la concurrencia de D’Alessio era espontánea, pese a que, como había afirmado el propio Stornelli, ambos habían mantenido un encuentro previo”.

La Cámara Federal de Comodoro Py dice que Stornelli y D’Alessio se conocieron el día de la indagatoria. Pero Ramos Padilla mostró que se conocían desde antes. Para justificar que Stornelli retuvo la declaración 1 mes antes de mandársela al juez Bonadio los camaristas M dijeron que fue porque tenían que certificar “gran cantidad de documentos”.

Se ha conformado un cuadro de actuación que despeja la posibilidad de un reproche incriminante en el caso” dijeron Llorens, Bruglia y Bertuzzi respecto a Stornelli. “Corresponde revocar el auto de procesamiento apelado y disponer la desvinculación definitiva del encartado en lo que respecta a su participación en las presuntas irregularidades funcionales vinculadas a la causa ‘GNL-Enarsa’”, cerraron. La cofradía de Py se cuida a sí misma.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►