Espionaje ilegal al ARA San Juan: La maniobra de Macri para llevar la causa a Comodoro Py

El expresidente presentó el pasado 19 de octubre, un día antes de su segunda citación a indagatoria, un planteo de inhibición ante el juzgado de Ariel Lijo para intentar que el caso pase a Comodoro Py. Pero su escrito quedó atado a un conflicto de competencia que debe resolver la Cámara Federal de Mar del Plata.

04 de noviembre, 2021 | 18.02

El expresidente Mauricio Macri realizó un planteo de inhibitoria ante los tribunales de Comodoro Py para lograr sacar la causa por el espionaje ilegal a los familiares del ARA San Juan del juzgado de Dolores. Según pudo reconstruir El Destape, la presentación la realizó el pasado 19 de octubre, un día antes de su segunda citación a indagatoria. La suerte de su escrito quedó atada en lo inmediato a un conflicto de competencia que tiene que resolver la Cámara Federal de Mar del Plata.

“Ya hice el correspondiente planteo de inhibitoria ante los Juzgados Federales en lo Criminal y Correccional porteños”, le advirtió el expresidente al juez federal Martín Bava en escritos que presentó ante el juzgado federal de Dolores. Es que el exmandatario sostiene que Bava es incompetente para instruir la investigación sobre el espionaje a los familiares de las víctimas del ARA San Juan. Por eso exige que la justicia federal porteña le reclame el caso a la de Dolores.

Macri realizó el planteo de inhibitoria ante el juzgado federal N.º 4 a cargo de Ariel Lijo el 19 de octubre pasado, un día antes de su segunda citación indagatoria. Fue el primer eslabón de una cadena de obstáculos que plantó el expresidente para bloquear el avance de la pesquisa sobre el espionaje a los familiares del ARA San Juan.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Al día siguiente de su planteo en los tribunales de Retiro, el 20 de octubre, en lugar de presentarse a declarar en Dolores, el exjefe de Estado recusó al juez Bava. Es decir, requirió su apartamiento del caso. Esa misma jornada, el fiscal de Dolores Juan Pablo Curi se reunió con el Procurador General interino Eduardo Casal en la sede porteña del Ministerio Público Fiscal. Curi fue clave en una maniobra que urdió la defensa de Macri para suspender la que fue su tercera indagatoria, realizada el 28 de octubre, un episodio que derivó en una segunda recusación de Macri hacia Bava.

El planteo de Macri en los tribunales de Comodoro Py fue girado a las partes. Se definió no avanzar hasta que la Cámara Federal de Mar del Plata se expida sobre una cuestión de competencia que realizó Silvia Majdalani, la Nº 2 de la AFI macrista, en el marco del caso “Bases AMBA”.

¿Por qué Macri hizo su presentación ante el juzgado de Lijo? Porque allí ya había realizado un planteo similar su amigo y exdirector general de la AFI, Gustavo Arribas, que derivó en la apertura del expediente 7808/20.

El escribano y exseñor 5 había planteado en diciembre del 2020 la inhibitoria del juzgado de Dolores en el marco de la causa Bases AMBA, donde se investiga un espionaje ilegal masivo en la provincia de Buenos Aires realizado desde las 9 dependencias que la exSIDE desplegó en territorio bonaerense durante el gobierno de Macri. Arribas, Majdalani y otras 25 personas vinculadas a la AFI fueron procesadas en ese expediente.

El caso del espionaje al ARA San Juan que se inició en los tribuales de Mar del Plata hoy se investiga en Dolores porque es conexo al de las bases AMBA. La relación es que las tareas de inteligencia ilegal contra los familiares de las víctimas del submarino hundido se realizaron desde la base que la AFI tiene en Mar del Plata (es una de las bases AMBA).

El planteo de Arribas fue rechazado primero por el fiscal porteño Franco Picardi y luego por el juez Ariel Lijo. El exjefe de inteligencia apeló la decisión y el caso llegó a la Cámara Federal porteña. Allí se produjo un giro clave, del cual se toma Macri para reclamar que el caso del espionaje ilegal al ARA San Juan pase a Comodoro Py.

En el tribunal revisor porteño intervino el camarista Martín “Doctrina” Irurzun, quien revocó lo resuelto por Lijo y ordenó que el juez con asiento en Comodoro Py le reclame -parcialmente- la causa de las bases AMBA a su par de Dolores. Cuando el pedido de Lijo llegó al juzgado de Dolores desde allí se sostuvo que la suerte del planteo de inhibitoria está atada a un planteo de incompetencia que debe resolver la Cámara de Mar del Plata en el mismo caso Bases AMBA pero que presentó Majdalani en noviembre del 2020. Al fin y al cabo, la inhibitoria implica una cuestión de competencia.

El planteo que debe resolver la cámara marplatense es uno que inició Majdalani el 13 de octubre del 2020 y fue rechazado el 24 de noviembre del mismo año por el juez Alejo Ramos Padilla, quien estaba al frente del juzgado de Dolores en aquel entonces. El pedido de Macri quedó atado a este "paquete".

El planteo de Irurzun, la coartada de Macri

La resolución de Irurzun es del 30 de diciembre del 2020. Allí, el camarista porteño revocó lo resuelto por Lijo y le ordenó al magistrado que reclame parte de la causa Bases AMBA que tramita en los tribunales de Dolores. Pretende que pase el fragmento referido a Arribas.

En el caso de las Bases AMBA se investigan las tareas ilegales de inteligencia que se realizaron desde las nueve bases desplegadas por la AFI en la provincia de Buenos Aires: Ezeiza, Haedo (Morón), La Matanza, San Martín, Pilar, Quilmes, Bahía Blanca, La Plata y Mar del Plata. Todas dependían de la Dirección de Reunión Provincia de Buenos Aires de la Agencia Federal de Inteligencia. La multiplicidad de jurisdicciones revela lo complejo del asunto en materia de competencia.

Pero para Irurzun, al estar involucrado Arribas, quien actuaba desde la sede de la AFI ubicada en la Ciudad de Buenos Aires, la causa debe remitirse parcialmente a los tribunales de Comodoro Py.

“Los cargos contra Arribas se apoyan –según la lógica del juez que lo procesó- en dos ejes centrales: la emisión de una directiva general desde su rol de máxima autoridad de la AFI en supuesta violación de la ley 25520; y la recepción –también en ejercicio de esa función- del producido de actividades realizadas en diferentes bases ubicadas en muchas jurisdicciones distintas de la Provincia de Buenos Aires, a consecuencia de las órdenes que él dio”, escribió Irurzun en la resolución del 30 de diciembre de 2020. Por eso, indicó, “el fuero federal de esta ciudad es competente para intervenir en la imputación contra el peticionante”. Es decir, sólo en lo que hace a los hechos que se le imputan a Arribas.

De acuerdo al camarista porteño “que en la causa de origen se investigue a otras personas por eventos específicos cometidos en bases diferentes de la Provincia de Buenos Aires, no afecta a la solución”.

En esa línea, Irurzun remarcó: “A esta altura de cosas, ello no implica ninguna afectación al curso de las instrucciones que seguirán en una y otra judicatura, sino todo lo contrario. Nótese que ya se superó la etapa inicial de colección de pruebas, que se ha incluso dictado el procesamiento del imputado y que los cargos contra él difieren en esencia de los que han fundado la responsabilidad de otros implicados”. “Tampoco -agregó- significa óbice alguno que la causa FMP 8580/19 (Bases AMBA) constituya un desprendimiento de la causa FMP 88/19 (Caso D’Alessio). Se trata de hechos independientes y que han incluso motivado la formación de expedientes separados”. De esta forma, buscó disociar el caso Bases AMBA del D’Alessiogate sobre el que la Cámara de Mar del Plata y la Casación ya se expidieron respecto a su competencia.

Así las cosas, en pos de tirarle un “salvavidas jurídico” a Arribas, Irurzun resolvió hacer “lugar al pedido del apelante, encomendando al juez de este fuero que requiera al magistrado federal de Dolores, Provincia de Buenos Aires, su inhibición exclusivamente con relación a los hechos (relativos a la emisión de órdenes de carácter general y recepción de información, ambas en supuesta violación de la ley 25520) por los que se imputó en el expediente nº 8580/19 al peticionante, remitiendo a esta sede las partes pertinentes del legajo que permitan continuar aquí con la instrucción de esos acontecimientos”.

Sobre esta resolución se sostiene Macri para pedir que la causa del espionaje al ARA San Juan pase a Comodoro Py.

El abogado de Macri, Pablo Lanusse, resaltó esta resolución de Irurzun cuando pidió el apartamiento del juez Bava del caso ARA San Juan por temor de parcialidad: “Es inexplicable que el Sr. Juez recusado haya omitido lo resuelto por la Sala II de la Excma. Cámara Federal de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal en la causa CFP7808/2020, donde dispuso hacer lugar -con el alcance mencionado- al planteo de inhibitoria formulado por Gustavo Arribas”.

Macri, incluso, mencionó en declaraciones periodísticas que un camarista de Comodoro Py sostuvo que el juzgado de Dolores es incompetente para intervenir. Pero es una verdad a medias. Ya que la que debe resolver el conflicto de competencia es la cámara que primero previno y como las causas “Bases AMBA” y la del espionaje al ARA San Juan están conectadas con el caso D’Alessio, la que primero previno es la de Mar del Plata. Por eso los expedientes están allí. Si el tribunal marplatense sostiene que las investigaciones deben seguir en su jurisdicción, el caso es de esperar que escale a la Cámara Federal de Casación Penal.

Macri apuesta a la incompetencia para llevar el caso a los más “amigables” tribunales de Comodoro Py. Tiene un antecedente a su favor: una megacausa en que se investiga otro espionaje ilegal durante el macrismo. Se trata del caso que se inició en los tribunales de Lomas de Zamora y cuenta con 38 procesados, entre los que se destacan directivos de la AFI y del Servicio Penitenciario Federal. Desde que ese caso pasó a los tribunales de Retiro por decisión de la Casación (votó el visitante de Macri, el camarista Mariano Borinsky) la pesquisa se paralizó. Actualmente está siendo revisada por la Cámara Federal porteña.

En lo que hace al caso del espionaje al ARA San Juan, su suerte hoy está en manos de la Cámara de Mar del Plata que debe resolver dos cuestiones fundamentales: el conflicto de competencia y la recusación de Bava. En lo que hace a este último punto, el tribunal marplatense convocó a una audiencia para el próximo 12 de noviembre. Tras escuchar a la parte recusante deberá resolver si aparta del caso al juez Bava como pide Macri o lo mantiene al frente de la pesquisa.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►