La interna de Juntos por el Cambio en Santa Fe es un torneo de lucha "vale todo"

Cuatro sectores, famosos tentados a candidatearse, robos de figuras entre listas y la aparición de radicales que se fueron del Frente Progresista le metieron adrenalina al armado en la provincia de cara al cierre del 24 de julio.

06 de julio, 2021 | 05.00

La negociación previa a las elecciones legislativas de Juntos por el Cambio en Santa Fe es un festival de lucha vale todo. La alianza, a decir de un dirigente que mira desde afuera la pelea de todos contra todos, "está estallada", y actualmente hay cuatro sectores que competirán en las PASO, pero es muy probable que se achique por algunas alianzas que puedan llegar, o por robos internos de algunos operadores que intentan meterse en el armado de otros para llevarse a las figuras. Con los dientes apretados y la especulación constante, todos están conversando con todos, por lo que el panorama político del armado está abierto.

Los cuatro sectores en pugna obedecen a diferentes referencias nacionales: en el PRO son Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich. De la UCR hay algunos con Martín Lousteau y otros con Alfredo Cornejo. Y finalmente Elisa Carrió siempre llena algún lugar en la lista con la tropa propia, que no es muy grande en la provincia. Algunos creen que finalmente solo sobrevivirán "dos o tres listas", pero nadie lo tiene claro todavía, porque el camino hasta el cierre el 24 de julio parece todavía largo: "Es un caos. Pero pienso que se va a encauzar", vaticina a El Destape un legislador del PRO.

Rosca

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Hoy Macri en Santa Fe es Federico Angelini, que se lanzó como candidato a senador aunque le quedan dos años en la banca como diputado nacional, en una apuesta por consolidar su espacio de poder en la provincia. Protagonista de múltiples conversaciones, quiere tentar a Amalia Granata para que lo acompañe en la fórmula en segundo lugar. Desde varios sectores dicen que las charlas están "bastante avanzadas" y hay muchas chances de que se cierre y se anuncie esta semana. Otros comentan con malicia que la mediática le dijo "voy yo de 1, a vos no te conoce nadie". Carlos Cardozo (PRO) sería el candidato a concejal en Rosario de esta lista.

Hace días, Horacio Rodríguez Larreta estuvo en Santa Fe junto con Elisa Carrió para visitar a Del Sel y convencerlo de ser candidato a senador. No lo consiguieron. Pero Lilita también hizo una visita al radical José Corral, que va de senador con Roy López Molina (PRO) de diputado y Lucía Lehmann (CC) en el segundo lugar. El macrista Agapito Blanco será el concejal en Rosario.

Aquí intenta meter su garra Angelini, que estaría tentando a Corral para ofrecerle el primer lugar a Diputados. "Roy sabe que Federico le quiere caranchear a José, no sé si se va a sostener", afirma una fuente del partido de los globos. "Corral no tienen ningún incentivo para acompañarlo, quiere ser gobernador en 2023 y sin Lifschitz tiene chances", opina otro. López Molina y Angelini son enemigos internos desde hace años, pero hay rumores de que el segundo estaría buscando un pacto.

"Un montón"

El tercer grupo es el del sector radical cambiemita que lleva, por un armado de Martín Rosúa y Julián Galdeano, a la periodista Carolina Losada como senadora, Mario Barletta como diputado y Anita Martínez de concejala. Ahí fue a parar también Germana Figueroa Casas, que se fue del esquema de Angelini e iría de segunda diputada o concejala. Todavía no tienen cerrada la fórmula, pero la salida ya es un hecho.

Algunos ven al jefe del PRO en la provincia cada vez más debilitado porque no levanta vuelo en los sondeos, y al no quedar clara su estrategia comienzan a escapársele algunas fichas por abajo. "Pierde, mide muy mal", dice una fuente de Juntos por el Cambio que juega libre. Esta debilidad, pudo averiguar El Destape, podría generar una síntesis final entre Losada y Angelini, ella de 1 y él de 2, porque la periodista está muy fuerte. Pero por ahora no.

Así las cosas, el escenario es el de una interna de la izquierda trostkista. A la falta de una mano que ordene desde arriba por la coexistencia de muchas referencias nacionales distintas, se le sumó la llegada en masa de los radicales a Juntos Por el Cambio después de la muerte de Miguel Lifschitz, el faro ordenador del Frente Progresista. "Éramos algunos, y ahora somos un montón", confía una fuente macrista. Hay más UCR que PRO en las listas de senador, y algunos macristas se lo atribuyen a la destrucción del PRO como estructura orgánica partidaria.

El cuarto es el sector radical que proviene de ese salto desde el progresismo, comandado por Maximiliano Pullaro, ex ministro de Seguridad provincial de Lifschitz que sería candidato a senador, y los senadores provinciales bajo el comando de Felipe Michlig que se sacaron una foto con Lousteau y HRL al abandonar a sus socios del socialismo. El candidato a diputado sería un hombre de Bullrich, Gabriel Chumpitaz, pero no está cerrado. En el territorial local lo están tentando a Jorge Boasso en Rosario.

La foto

Todo está en potencial, porque nadie sabe cómo va a terminar quedando. Pero hoy así está el tablero. ¿Van a bajar alguna lista si se producen acuerdos? La mayoría lo ve difícil. "Hay muchas cosas que dependen de Buenos Aires. Quieren unificar al menos algo. No sé si se van a poder", contesta un diputado macrista. "No veo posibilidad de lista única. No podés ordenar. La foto con (Miguel) Del Sel fue la nada misma, una paparruchada", califica una dirigente rosarina.

Vamos a explicar la referencia. Cuando hace un mes, Rodríguez Larreta le pidió al ex Midachi que sea candidato y le dijo que no, el jefe de Gobierno porteño le dijo que por lo menos ayude a ordenar el PRO en Santa Fe. El humorista llamó a todos los sectores, y todos fueron a sentarse, pero cada uno planteó que estaba armando con otro, como Corral, Losada y Barletta. De ahí en adelante, cada uno pareció seguir en la suya.

Uno de los protagonistas de ese asado en la casa de Del Sel, contó que Eduardo Machiavelli, secretario general del PRO nacional, dijo textual: “Si el PRO va dividido, no aparecerán en la campaña Macri, Larreta, Bullrich ni Vidal”. ¿Se cumplirá la amenaza? Este mapa partido, con cuatro listas y la posibilidad de que quede un tendal de heridos por el camino, no es el mejor escenario. Pero aún quedan más de dos semanas.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►