Elecciones 2021: ataques troll y la encuesta que mira Cambiemos

Situación muy pareja entre los protagonistas de las internas que, prácticamente, serán un hecho.

01 de julio, 2021 | 07.44

Con ataques de trolls, se calentó la interna de la oposición con fuego ¿amigo? En medio de esos conflictos, en las últimas dos semanas Juntos por el Cambio se concentró en intentar pegarle al Gobierno con dos operaciones que tuvieron gran apoyo mediático: las segundas dosis de las vacunas y el supuesto “ataque” u “odio” a la clase media que va a tener que cumplir medidas más estrictas en caso de viajar al exterior por las nuevas variantes del coronavirus. Con ese telón de fondo, realizaron, como todos los meses, una encuesta a pedido donde no sólo midieron candidatos – especial foco en la Ciudad y provincia de Buenos Aires, espacios en los que se están sacando los ojos – sino también el manejo de la pandemia

Facundo Manes, por el radicalismo, tiene una mejor imagen positiva que Diego Santilli, el candidato de larretismo, en relación a la negativa. Le siguen Jorge Macri, bastante de cerca y, más lejos, Elisa Carrió. Una distinción clave: una buena imagen positiva no necesariamente implica una importante intención de voto. Según un sondeo, el armado de Horacio Rodríguez Larreta tendría más intención de voto en la Ciudad y provincia de Buenos Aires, imponiéndose sobre el resto de los aliados.

Más allá de las encuestas y números fríos, la interna está cada vez más feroz. Los trolls del ala dura nuevamente volvieron a aparecer en redes sociales y no para atacar al kirchnerismo sino al larretismo y vidalismo. Los acusaron de haber vetado a Fernando Iglesias, quien apuesta a renovar su banca en Diputados por la Ciudad de Buenos Aires. Apuntaron contra el jefe de Gobierno y la ex gobernadoras por “tibios”, dirigentes que “transaban con los K” (sic) y que están “a punto de destruir Cambiemos”. Desde el sector atacado dijeron algo: nadie vetó a nadie porque las listas cierran el 24 de julio y tampoco se sabe de dónde salió semejante operación. El “diputroll” es uno de los nombres que Mauricio Macri le pidió al jefe de Gobierno.

La interna bonaerense

Según el sondeo a pedido, realizado por Giacobbe & Asociados S.A. (del 16 al 18 de junio – las encuestas son a mes vencido – en todo el país en base a 2.500 casos), en Buenos Aires Facundo Manes cosecha un 33,8% de imagen positiva, un 18,8% regular, un 19,7% negativa y un 26,8% de desconocimiento. Lo sigue Diego Santilli con el 31,3% de visión favorable; 23,7% regular; 27,5% negativa y 17% de desconocimiento. De mirar esos números, el neto le resulta mejor al radical pero eso no necesariamente se traduce en intención de voto.

Sólo tomando las imágenes positivas, regulares y negativas, desde la UCR dicen que el vicejefe de Gobierno porteño es un buen candidato y el neurocirujano es aún mejor pero el acuerdo no estaría por llegar. Jorge Macri, el PRO del ala dura, está cerca de Santilli en la ecuación matemática: 30,4% de visión positiva, 21,5% regular, 35,1% negativa y 17% de desconocimiento. Números que desde Vicente López fogonean para instalar que el apellido no le jugará en contra.

Más abajo aparecen una Elisa Carrió (22,2% positiva y 47,1% negativa) que dijo muchas cosas, desde estar en una boleta, hasta encabezarla si favorece a la unidad pese a haberla pasado mal en el Congreso durante el último período; el ministro de Seguridad Sergio Berni (18,4% verde y 46,3% roja); el liberal José Luis Espert (15,3% versus 46,1%) y Florencio Randazzo, que se lanzó formalmente en una entrevista con el diario Clarín (12,4% contra el 44,2%).

Giacobbe & Asociados S.A.

Pero, según un estudio de Clivajes Consultores, más allá de la imágenes positivas, el 28,9% se inclinaría por elegir al candidato del larretismo, Diego Santilli, por el del ala dura, Jorge Macri, con un 16,7%. Facundo Manes, en tanto, cosecharía una intención de voto del 10,7%, seguido por Elisa Carrió (7,7%) y Emilio Monzó (5,1%).

Clivajes consultores.

El factor CABA

La Ciudad de Buenos Aires es la niña mimada de Cambiemos. El PRO comenzó a gobernarla en 2007 y, bajo distintos sellos, continúa haciéndolo en la actualidad. Esta vez, con una feroz interna en puerta que tendría como principales contrincantes a María Eugenia Vidal y Patricia Bullrich, ambas sin confirmar aún una postulación.

La presidenta del PRO está empatada en imagen positiva y negativa, ambas con un 44,1%. El único número que tal vez pueda ayudarla a inclinar un poco la balanza es la visión “regular” del 10,6% y un factor importante: tiene un prácticamente nulo índice de desconocimiento. Por el contrario, Vidal pierde en la suma resta de visión optimista y pesimista: la primera le da un 36,8% frente a un 43,6%, tiene bajo nivel de desconocimiento y un 17,8% de percepción regular que cambia el resultado de la ecuación y la posiciona, por poco, arriba de su rival.

Giacobbe & Asociados S.A.

Si Vidal sumara la imagen positiva y la regular, podría cosechar una postura cómoda de un 54,6% de ciudadanos que no la miran con malos ojos y dejar atrás el número en rojo. Así, por poco, dejaría relegada a Patricia Bullrich. De todos modos, según el sondeo interno, la presidenta del PRO pareciera tener mayor intención de voto que la ex gobernadora: el 33,6% dijo que la votaría y el 23,7% manifestó que se inclinaría por la segunda.

Giacobbe & Asociados S.A.
 

Sobre este punto, el trabajo de Clivajes (realizado del 23 al 28 de junio en CABA y PBA sobre un universo de 1.098 casos) reveló otro escenario y mostró cierta imposición del larretismo. En la CABA se impondría María Eugenia Vidal (27,20%) por sobre Patricia Bullrich (22,50%). Más allá de eso, lo que le preocupa a la oposición es la cantidad de desinteresados por la cuestión política: el 34,5% no se definió y el 42% se definió como “apolítico/apartidario/independiente”, arrojó la encuesta propia.

Según Clivajes, en la Ciudad el 41,30% manifestó que apoyará a los candidatos de Juntos por el Cambio y un 29,10% a los propuestos por el Frente de Todos. Escenario inverso al de Buenos Aires, donde el Frente de Todos acumula una intención de voto del 37,30%, mientras que Juntos por el Cambio capta un 27,10%.

Clivajes consultores.

El dato que sigue siendo llamativo es el desplome de Mauricio Macri en el distrito que lo vio nacer como dirigente político. La encuesta interna demostró que tiene mucha menos imagen positiva que Alberto Fernández y Cristina Kirchner pero menos visión negativa que podría ayudarlo a dar vuelta el tablero en un distrito que no suele serle favorable al peronismo. No sería inesperado.

Camino al 2023

Si bien falta mucho e intentaron no trasladar la interna presidencial a los comicios de medio término, no pudieron cumplir. Horacio Rodríguez Larreta ya está en carrera para ocupar la Casa Rosada, Mauricio Macri dijo que está muy bien posicionado pero María Eugenia Vidal también quiere sumarse al recorrido y, se estima, será fácil que se ponga de acuerdo, café mediante, con el jefe de Gobierno porteño. Restará saber si las aspiraciones de Patricia Bullrich irán también en ese sentido.

En febrero, en un curso virtual, Elisa Carrió manifestó su deseo de que Vidal sea presidenta. Ahora o después de Larreta, ya que con ambos mantiene una buena relación y está dentro de su armado. En Uspallata aseguraron también que el mandatario capitalino se hará a un lado si la ex gobernadora bonaerense mide más, pero ya hay números.

Según la encuesta mandada a hacer por Cambiemos, Larreta tiene mejor imagen positiva y regular que las otras dos dirigentas (41,9% y 23,7% a nivel nacional) y menor visión negativa que sus aliadas (30,5%). Muy parejas, otra vez, Bullrich y Vidal le siguen en el ranking. La ex gobernadora la aventaja por poco al sumar las perspectivas positivas y regulares.

Giacobbe & Asociados S.A.

Pandemia y economía

En el estudio pedido por Juntos por el Cambio (con fuerte foco en la pandemia), casi el 60% consideró que el Gobierno nacional fue el culpable del alto número de casos y muertes por coronavirus y cerca del 40% hizo foco en la responsabilidad individual. Indicadores bastante distintos a los arrojados por el trabajo de Clivajes, donde casi el 50% miró con buenos ojos el manejo de la pandemia y un porcentaje mayor evaluó de forma positiva la campaña de vacunación.

Según este trabajo, el punto más preocupante pasa por la cuestión económica. La inflación (25,60%) es la principal preocupación de los encuestados seguida por el desempleo con el 18,70% y más del 64% que afirmó que su situación económica empeoró desde la llegada del coronavirus. Por lo tanto, más de cuatro de cada diez personas consideraron que la prioridad debería ser generar nuevos puestos de trabajo y controlar el incremento de precios de los alimentos (22,10%).

LA FERIA DE EL DESTAPE ►