Correo: el Gobierno rechazó el monto de $1.000 millones que los Macri dicen que deben

La Procuración del Tesoro no acepta la cifra que presentaron Mauricio Macri y su familia. La jueza tampoco le dio curso. Hoy es la última audiencia antes de la quiebra de la empresa.

29 de marzo, 2021 | 12.42

El Gobierno rechazó la última presentación de la familia Macri donde, tal como informó El Destape, sostuvieron que sólo le deben al Estado 1.011 millones de pesos, cinco veces menos que lo real. Mientras tanto Ramón Puerta, un histórico aliado de Mauricio Macri, se bajó del salvataje de Correo Argentino, que va camino a la quiebra.

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

El escrito que rechaza el monto que los Macri dicen que deben lo presentó el Horacio Diez, Subprocurador del Tesoro. Dice que la cifra de 1.011 millones de pesos que presentó la familia Macri tiene “manifiesta improcedencia y falta de veracidad de la información”. Recalca a su vez que lo firmó “el desplazado presidente Jaime Cibilis Robirosa”, en relación a que la empresa Correo Argentino está intervenida y los directivos que respondían a los Macri fueron apartados ya que obstaculizaban el acceso a información de la compañía.

Desde la Procuración del Tesoro, que encabeza Carlos Zannini, afirman que esta última maniobra de los Macri “solo contribuye a generar confusiones en el trámite de este procedimiento de cramdown”. Cuando los Macri presentaron el escrito donde dicen que deben apenas 1.011 millones de pesos la jueza Marta Cirulli no le dio curso al planteo y les indicó que se atengan a lo que dice la ley de Concursos y Quiebras.

El momento de la presentación es relevante. Hoy se realiza la audiencia informativa convocada por la jueza Cirulli para que la familia Macri o alguna de las empresas fantasma que siguen en pie en el proceso de cramdown o salvataje diga si tienen alguna oferta que realizar o si llegaron a algún acuerdo con los acreedores.

Tal como informó ayer El Destape, tanto el Estado Nacional como el Banco Nación y la AFIP, tres de los principales acreedores de Correo Argentino, no recibieron ninguna oferta.

El cramdown o salvataje es la instancia en la cuál, una vez fallido el intento de acuerdo entre los Macri y sus acreedores, le ley habilita a que un tercero se haga cargo de la empresa y de sus deudas. El cramdown de Correo llegó con 15 años de demora y se presentaron 6 empresas de las cuales ya quedan 4, incluida la propia Correo Argentino de los Macri y 3 empresas que no tienen ninguna chance de hacerse cargo de este desaguisado.

La única que tenía alguna posibilidad de hacerse cargo de las deudas de la familia Macri era Organización Courier Argentina SA (OCASA), manejada por Héctor Colella, heredero de Alredo Yabrán y de vínculo estrecho con Mercado Libre y Marcos Galperín. Pero a OCASA solo le interesaba la planta distribuidora que está en la localidad de Monte Grande y es propiedad es del Estado, así que hace unos días manifestó su desinterés y se retiró.

Transporte Chimiray SRL, del aliado PRO Ramón Puerta, también se bajó de la partida. Se presentó al salvataje de Correo Argentino desde su empresa Transporte Chimiray, que tiene apenas 2 empleados registrados. No es raro el dato: Puerta tiene un largo historial vinculado a la explotación laboral, tal como contó Sebastián Premici en el libro “Los aliados esclavistas de Mauricio Macri”.

Al día de hoy quedan en pie para el salvataje MV Cargo SAS, Valuaciones SA, Jorge Alberto Anselmi y la propia Correo Argentino. Ninguna tiene un peso.

MV Cargo SAS es una de esas sociedades hijas del macrismo, que podía crearse en pocas horas con un relajamiento de los controles. Esta nació el 9 de octubre de 2018 y es de Sergio Daniel Villarreal y Carlos Mariano Moiraghi. No tiene empleados registrados ni antecedentes crediticios pero sí un cheque rechazado en enero de 2020 por falta de fondos. Eran 20.000 pesos, pero dicen que quieren hacerse cargo de la multimillonaria deuda de Correo Argentino. La Inspección General de Justicia (IGJ) ya puso el ojo en esta empresa porque llama la atención que se presente en este concurso sin posibilidad alguna de solucionarlo.

Valuaciones SA está registrada como inmobiliaria. La preside José María Fresco, tiene varios balances en negativo en los últimos años y no se explica cómo se haría cargo de Correo Argentino. La IGJ también emitió una resolución sobre esta firma ya que hace 14 años que no presenta balances.

Anselmi se presentó como individuo, pero todo parece indicar que es el dueño de Organización Anselmi. Lo curioso es que esta empresa, al igual que el Correo de los Macri, entró en concurso de acreedores y, también como los Macri, hizo una propuesta abusiva que fue rechazada por la fiscala Gabriela Boquin. La deuda era de 18 millones de pesos en 2015. Tuvo que reformular su propuesta y recién se la homologaron en 2019. La está pagando, pero dice que se va a hacer cargo de las deudas de los Macri. Complicado.

Y queda Correo Argentino, que dice que debe 5 veces menos de lo real y que no tiene actividad ni posibilidad de pagar nada.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►