La escuela a la casa: el modelo de Kicillof en Provincia que se contrapone al de Larreta

El gobernador bonaerense anunció un nuevo programa para reforzar la continuidad pedagógica de 279 mil estudiantes sin poner en riesgo su salud.

30 de septiembre, 2020 | 22.32

En el debate por la vuelta a las clases de manera presencial en medio de una pandemia que llevó a la Argentina a iniciar una cuarentena desde el 19 de marzo, el gobierno bonaerense presentó este miércoles 30 de septiembre el Programa de Acompañamiento a las Trayectorias (ATR) para la revinculación escolar de 279.000 estudiantes que tuvieron dificultades con la continuidad pedagógica. 

El gobernador planteó “llevar la escuela a los hogares” a lo largo de los 307 mil km² de la Provincia para intensificar la continuidad educativa y retomar el vínculo con las instituciones educativas. De esta forma se evitaría la circulación de personas, factor que propaga rápidamente la enfermedad.

El ATR es un dispositivo de visitas domiciliarias, planificado y orientado por las y los docentes a cargo de los cursos de cada estudiante. Lo llevarán adelante docentes que están participando del Programa de Incorporación Especial de Docentes y Auxiliares (PIEDAS) y estudiantes que estén cursando 3° y 4° año de sus carreras en los Institutos Superiores de Formación Docente, que podrán sumarse a través de una convocatoria abierta.

Recibirán formación para realizar esta tarea y además tendrán la posibilidad de acreditarla como una práctica preprofesional. Por esta práctica pedagógica que implicará visitar dos veces por semana a un grupo de seis estudiantes percibirán una beca mensual de $8.000 que además de reconocer la labor realizada, tiene como finalidad ser un aporte de ingresos al segmento de jóvenes adultos. Entre los docentes suplentes que integran el PIEDAS (11.000) y los docentes en formación (35.500) se conforma un universo de 46.500 docentes.

En conjunto con ello, presentó a las autoridades nacionales un Plan jurisdiccional para la organización y capacitación del sistema educativo. El objetivo es que, de ser aprobado por el gobierno nacional, se genere un “regreso seguro a las clases presenciales”, en la medida en que las condiciones de la situación epidemiológica lo permitan.

Pongamos las cartas sobre la mesa, si un chico o una chica no pudo mantener el contacto con la educación por un sinfín de condiciones, el Estado los va a buscar a la casa, no nos quedaremos esperando”, sinceró Kicillof durante el anuncio del Programa ATR. “Vamos a llevarles la escuela a la casas a ese pibe y piba que perdieron la conectividad”, agregó.

La cifra de los a 279.000 estudiantes se desprende del último relevamiento que realizó la cartera educativa en la que 9 de cada 10 estudiantes bonaerenses (91,7%) de nivel primario y secundario tuvieron continuidad pedagógica desde la suspensión de clases presenciales. Del 8,3% restante, el 6,7% sostiene el vínculo con sus maestros y maestras aunque registra una muy baja o nula devolución de las tareas propuestas por sus docentes a través de cuadernillos impresos u otros soportes digitales. El 1,6% no se sostiene la comunicación cotidiana entre la escuela y la familia. “Como es riesgoso y no funcionó llevarlos a las plazas ni a las escuelas porque no funciona, entonces si por condiciones de la pandemia eso no se puede, vamos a llevar la escuela a los chicos”, explicó el gobernador y respondió a las propuestas de CABA.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires 

La última propuesta oficial del gobierno de Capital Federal al ministerio de Educación Nacional solicita que se reabran varios colegios para los 6500 alumnos que se quedaron sin conectividad. La iniciativa propone generar una apertura escalonada que comenzaría a partir del 5 de octubre con 25 locaciones de nivel secundario y 25 de nivel primario para ese día. Luego, el 13, una nueva apertura de 50 a nivel secundario y otros 50 de primario, mientras que finalmente para el 19 se haría una apertura de 54 establecimientos secundarios y 177 primarios. 

Este tipo de medidas implica una mayor circulación en las calles, medida que intenta desalentar el gobierno nacional y provincial permanentemente. Como contrapropuesta, el ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, propuso entregar hasta 6.500 dispositivos tecnológicos a los niños, niñas y adolescentes más vulnerables que quedaron fuera del ciclo lectivo virtual y proveer la conectividad necesaria para garantizar su inclusión, además de un abordaje socioeducativo

LA FERIA DE EL DESTAPE ►