Boleta Única: el Gobierno rehazó el proyecto de la oposición y lo definió como “imprudente”

Una funcionaria del Ministerio del Interior expresó el rechazo del oficialismo al avance del expediente ya que requiere "un debate profundo, pleno e integral" y "no puede hacerse a las apuradas y menos para imponer una agenda". La semana que viene seguirán las exposiciones por la iniciativa presentada por la oposición.

24 de mayo, 2022 | 16.36

Las comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados de la Nación continuaron con el debate de los distintos proyectos sobre la implementación de la boleta única de papel. Este martes asistió la secretaria de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Patricia García Blanco, quien expresó el rechazo del Ejecutivo al expediente impulsado por la oposición.

En la segunda jornada de exposiciones, García Blanco consideró "imprudente" avanzar con la implementación de la boleta única y consideró que un cambio del sistema electoral actual exige "un debate profundo, pleno e integral" y "no puede hacerse a las apuradas y menos para imponer una agenda".

García Blanco puso de relieve que con el actual sistema de boleta partidaria "las fuerzas políticas han ganado siendo oposición y perdieron siendo gobierno". En ese sentido, recordó que "desde 1983 a la fecha las elecciones se desarrollaron con total normalidad, hay una alta participación electoral, hay alternancia en el Gobierno y los resultados nunca fueron judicializados".

Sostuvo que el actual sistema "permite la fiscalización de forma rápida a diferencia de la boleta única que genera confusión al momento de conteo de votos" y manifestó su preocupación "porque se fuerce esta reforma de manera express". En ese sentido, afirmó que las reformas deben ser meditadas", al advertir sobre la "imposición de soluciones mágicas" que los planteos para cambiar el sistema "se pone en cuestión la legitimidad de todos los cargos electos".

Para la funcionaria, "no hay un problema ni de integridad ni de funcionamiento del sistema", y agregó que "la boleta única genera que el votante desconozca la oferta electoral completa al momento de elegir, otorga mayor exposición a las cabezas de lista, desvaloriza a la agrupación política y personaliza a los candidatos".

García Blanco consideró además que "hay riesgo enorme de perjudicar un sistema electoral que funciona y justo en el momento en que se va a elegir quién va a ser presidente de la Nación", al señalar que una modificación del sistema "sería imprudente". "Que haya ahorro de dinero no garantiza reducción de costos, tampoco hay un diagnóstico sobre la logística que es requerida y además la boleta única no termina con las listas sábanas", aseveró la Secretaria.

Desde la oposición, la diputada del PRO Silvia Lospennato cuestionó la afirmación de García Blanco, al sostener que "hay muchas denuncias en todas las elecciones en relación a distintas instancias del proceso electoral", a lo que García Blanco reiteró que "ninguna de las judicializaciones que se llevaron adelante han modificado el resultado electoral".

También, el jefe de los diputados radicales, Mario Negri, salió al cruce y afirmó que "al debate hay que bajarle la temperatura y razonar, a ver si estamos nosotros inventando una locura o no. La boleta única existe desde el año '58 en Australia y solo 16 países en el mundo no la tienen".

En la misma sintonía que García Blanco, el  Director Nacional Electoral, Marcos Schiavi, dijo que "estamos en una discusión apresurada me parece que necesitamos más tiempo para hablar, pensar y diagnosticar sobre algo que es el corazón del sistema electoral".

"Me preocupa que sea una discusión express" afirmó Schiavi, quien propuso que los que defienden esta reforma "construyan una evidencia" y dijo que "tenemos elecciones libres, limpias y transparentes. Modificar el sistema trae más riesgos que soluciones".

Otros expositores

Diana Quiodo, exdirectora nacional electoral, sostuvo que "ante un cambio de sistema no podemos garantizar que vaya a repercutir el año que viene" y precisó que de implementarse, "habría que realizar capacitaciones y podrían requerirse un aumento de cifras por mesas de votación".

Por su parte, el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de San Andrés, Marcelo Leiras, dijo que "si bien es razonable que exista inquietud respecto a este sistema, anduvo muy bien y no ha habido conflictos serios, aún en elecciones muy reñidas", al sostener que "las oportunidades no son más parejas, en boleta única".

El dirigente del Frente de Izquierda, Cristian Castillo, por su parte, consideró que con la boleta única es posible falsear la fiscalización ya que en gran medida depende de un fiscal que relata donde esta ubicada la cruz" y dijo que "ha habido escándalo de todo tipo con boleta única papel".

A favor de la Boleta Única, se mostró el exdirector nacional Electoral, Alejandro Tullio, que sostuvo que "este es el momento de hacer una reforma", al considerar que "esta reforma es oportuna. Estamos en un año electoral, en la primera mitad del año electoral, hay tiempo para las adaptaciones, para darle espacio a los operadores del sistema".

Luego, la directora del Observatorio Político Electoral, Lourdes Lodi, respaldó el cambio de sistema electoral al afirmar que “es necesaria una renovación y oxigenación de la política”, ya que -aseguró- “la boleta única de papel nivela la cancha”.

También expusieron, el doctor en Derecho por la Universidad Nacional de Rosario, Oscar Blando; el presidente de la Fundación Rap (Red de Acción Política), Alan Clutterbuck; el exdiputado nacional del radicalismo, Gustavo Menna; el apoderado del PJ Buenos Aires, Eduardo López, y el ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia de Mendoza, Víctor Ibáñez Rosaz.

Entre las críticas que recibió la propuesta por parte de especialistas, se destacaron que la boleta única demandará mayor gasto y cuestionaron el diseño, el tamaño y la poca practicidad del formato de la papeleta, entre otros puntos.

Según advierten algunos especialistas, al concentrarse la totalidad de candidatos en una sola boleta, el tamaño de la misma sería enorme y, en el caso que haya muchos candidatos, la "papeleta" electoral podría no entrar en el sobre, lo cual haría algo poco práctico e incómodo su aplicación desde lo operativo.

Esta situación sería un problema en aquellas provincias con mayor cantidad de candidatos por ser distritos de mayor densidad de población como las listas de diputados nacionales en distritos como Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza.

Escenario

La semana pasada expusieron 20 invitados, de los cuáles 12 se mostraron a favor, mientras que 8 manifestaron sus reparos a la modificación del sistema electoral que se utiliza en el país. En el debate están sobre la mesa proyectos elaborados por Lospennato, Pablo Tonelli (PRO-CABA), Emilio Monzó (Encuentro Federal-Buenos Aires), Enrique Estévez (Partido Socialista-Santa Fe) y Alejandro 'Topo' Rodríguez (Identidad Bonaerense).

El oficialismo del Frente de Todos, en tanto, ya anticipó que está en contra del tratamiento del proyecto por tratarse de "un tema que no está en la agenda de la gente". De acuerdo al cronograma trazado en el marco del emplazamiento realizado oportunamente en la voz de Lospennato, el arco opositor debería conseguir el dictamen en un plenario a realizarse el martes 31 de mayo.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►