Alberto en México: gol en el estribo y sociedad estratégica

La apertura del mercado mexicano a la exportación de carnes argentinas es la noticia más importante del viaje. Además, se consolidó el vínculo con López Obrador.

25 de febrero, 2021 | 06.00

El acuerdo que abre el mercado mexicano para la exportación de carne argentina llegó sobre el estribo del viaje presidencial, después del último abrazo protocolar entre Alberto Fernández y Andrés Manuel López Obrador y después incluso de que concluyera la redacción de la declaración conjunta entre las cancillerías de ambos países. Sin embargo, fue la noticia más importante que se lleva Fernández de regreso a Buenos Aires, un triunfo concreto que se suma a los éxitos políticos que acumuló en sus 72 horas de estancia en tierra azteca, donde cimentó una alianza estratégica que traza un eje entre el país más al norte de América Latina con el más austral.

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

Mientras se cocía ese acuerdo en el distrito federal, los dos presidentes también se cocieron bajo el sol ardiente de Iguala de Independencia, donde sin el resguardo de ninguna sombra y a casi 40 grados de temperatura fueron los protagonistas del acto por los 200 años de la proclamación del Plan de Iguala, el primer paso de la emancipación mexicana. Vestidos con guayaberas y bajo la bandera más grande del mundo, un trapo de 60 metros de largo por 34 de ancho montado en un mástil de 150 metros de alto, Fernández y AMLO recogieron en sus discursos el derrotero en común de ambos países en la lucha independentista y los desafíos pendientes y también compartidos en esa materia hasta el día de hoy.

“Seguimos discutiendo entre quienes quieren sostener el orden establecido y quienes queremos un sistema distinto”, dijo el mandatario argentino, que sostuvo que “no hay posibilidad de que el continente progrese dividido”. Por su parte, López Obrador agregó que “México y Argentina son naciones hermanas en la lucha por la libertad, la justicia, la democracia y la defensa de la soberanía” y que “en no pocas ocasiones esas luchas se han entrelazado". Dos hechos trágicos se anudaron en los discursos: la dictadura argentina, que obligó a muchísimos al exilio en este país, y la trágica desaparición en 2014 de 43 estudiantes en Ayotzinapa, muy cerca de donde se realizaba la ceremonia.

Carne sobre carne

El acuerdo que abrirá las puertas del mercado mexicano a la exportación vacuna argentina es el resultado más destacado de un viaje que la comitiva calificó como “excelente”. Hace más de veinte años que no entra un solo cargamento y es necesario remontarse a 1940 para encontrar un tráfico fluido en este rubro, tal como esperan en el gobierno establecer en los próximos años, a partir de la desaparición de las barreras formales. El lobby de las familias ganaderas de Sonora y Sinaloa y de la industria de los Estados Unidos, íntimamente vinculadas, había significado hasta ahora un obstáculo insalvable que terminó por superarse gracias a la intervención decidida de López Obrador.

La diplomacia presidencial, que Fernández practica con naturalidad, es una vocación riesgosa en el estructurado mundo de las relaciones exteriores pero en este caso le dio resultados. Tal como anticipó El Destape, el acuerdo por la carne obtuvo su impulso en el desayuno que compartieron ambos mandatarios el martes, cuando AMLO se comprometió a ordenar a sus funcionarios que avancen en ese sentido. Aún así, hicieron falta muchas horas de trabajo fino entre el secretario de Relaciones Económicas Internacionales argentino, Jorge Neme y el secretario de Agricultura mexicano, Víctor Villalobos, para llegar al resultado deseado. El embajador Carlos Tomada también resultó clave para llegar al desenlace.

En concreto, el comercio se llevará a cabo en los mismos términos en los que actualmente está abierto el mercado para carnes de origen uruguayo. El gobierno mexicano enviará al representante del SENASICA en ese país para que acuerde con sus pares del SENASA argentino los pasos a seguir para elaborar protocolos y habilitar frigoríficos. Además, se firmó un segundo acuerdo para transferencia de tecnología de silobolsas, lo que permitirá la exportación de maquinarias e insumos y le dará a los pequeños y medianos productores de este país el acceso a esas herramientas que desarrolladas en Argentina que les permitirá mejorar las condiciones de almacenamiento de su producción.

Un vínculo estratégico

Más allá de las novedades en términos económicos, el viaje permitió consolidar el vínculo político entre ambos países, que se comprometieron a avanzar en una relación estratégica. Eso se vio reflejado en la declaración conjunta, donde ambos se comprometieron a reactivar mecanismos bilaterales y realizar acciones conjuntas que habían sido postergadas por la pandemia, tal como se plasmó en una hoja de ruta que firmaron el martes ambas cancillerías. Además, acordaron profundizar un frente común para enfrentar la crisis sanitaria y sus efectos socioeconómicos, tomando como ejemplo los acuerdos para fabricar de manera conjunta la vacuna contra el Covid y distribuirla equitativamente en toda la región.

Otro capítulo de la declaración versó sobre la Organización de Estados Americanos. Ambos gobiernos se comprometieron a fortalecer “el espíritu” de ese organismo, “que privilegia la no intervención”. En ese sentido, ratificaron que “las Misiones de Observación Electoral deben apegarse estrictamente a criterios técnicos objetivos” y destacaron el peligro de que esas misiones “extralimiten sus facultades y alcances” para “evitar que se repita lo ocurrido en Bolivia en 2019” Además, acordaron “seguir con atención los procesos electorales en la región, como el que se desarrolla actualmente en Ecuador, haciendo votos para que culmine en tiempo y forma y se garantice la continuidad democrática”.

En otros puntos, decidieron “continuar trabajando para robustecer el Sistema Interamericano de Derechos Humanos” y convinieron “avanzar en la consolidación de la relación bilateral en materia de género”. López Obrador, por su cuenta, reiteró el respaldo mexicano al reclamo argentino por la soberanía sobre las Islas Malvinas y ratificó la necesidad de que se inicien negociaciones sobre ese punto con el Reino Unido; mientras que Fernández anunció la apertura de un nuevo consulado en Playa del Carmen, de manera tal de fomentar el turismo en esa región. Por último, se decidió que Argentina “participará activamente” de otras fechas históricas en este año del bicentenario mexicano.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►