Néstor estate cerca y acompañame que me hace falta

26 de octubre, 2020 | 20.00

El 27 de octubre es una fecha rara para mí. Es una fecha donde tengo que sincronizar un momento de mucha alegría y un momento de mucha tristeza. 

Vicentin: de gran empresa a gran estafa

El momento de mucha alegría es que un 27 de octubre ganamos las elecciones. De hecho cumplimos el primer año de las elecciones que ganamos en el 2019 a Mauricio Macri y Cambiemos. Eso es motivo de alegría para todos nosotros, pero ocurre que 27 de octubre se cumplen 10 años de la desaparición de Néstor y eso es un momento de mucha reflexión, de mucha congoja y de mucho dolor por qué no decirlo.

Para nosotros, Néstor fue una pérdida irreparable, ya nada fue igual sin él. Fue distinto, no fue ni mejor ni peor, fue distinto.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

En mi caso de algún modo tuve ese extraño privilegio de haber compartido cada minuto de su gobierno por haber sido su jefe de Gabinete y haber tenido mi despacho pegado al de él. Antes de eso, logramos hacer realidad una utopía: llegar al gobierno nacional desde la gobernación de Santa Cruz.

Para mí, Néstor -por ese privilegio que la vida me dio- fue definitivamente alguien muy importante. Me formó en convicciones, me formó en la lógica de gobernar, me formó en el diálogo, en la forma de construir políticamente. Siempre voy a estarle agradecido a él por haber sido mi amigo y a la vida por haberme dado la oportunidad de conocerlo y de vivir esa maravillosa aventura que significó partir en el llano, llegar al poder del país y desde allí cambiarle la vida para bien a millones de argentinos. 

Así que este 27 de octubre se me mezclan los dos sentimientos, pero creo que al final todo tiene que ver con todo, porque hoy en día que me toca ser Presidente me doy cuenta que mi misión en este tiempo es también seguir las obras que empezaron con Néstor y siguieron con Cristina. Ese será el designio histórico que me ha tocado. Y tratar de avanzar y conseguir eso en un contexto definitivamente difícil que es la pandemia y que hubiera no querido. Hubiera elegido siempre que esto no nos pase, pero nos pasó y con todo el esfuerzo y todas las convicciones seguimos adelante buscando que la Argentina se ponga de pie, se recupere, que la inversión vuelva, que el trabajo vuelva y que saquemos al país de la postración que estaba en diciembre de 2019 y que se profundizó con la pandemia y sus efectos. 

En este día, si lo tuviera a Néstor le diría estate cerca y recomendame lo mejor donde estés. Acompañame que me hace falta.

El día que Néstor llegó al gobierno tuvo que tomarme juramento como jefe de Gabinete. Fue el primer juramento que tomó de sus ministros, porque era necesario debido a que el jefe de Gabinete tenía que refrendar la designación de los demás. Entonces leyó la fórmula de rigor que lee un Presidente cuando le toma juramento a un ministro. Cuando terminó de leer ´si así no lo hicieses que Dios y la Patria os lo demande´ y yo dije "sí, juro", nos fundimos en un abrazo.

Cuando lo abracé le dije “llegamos Néstor, llegamos” y al oído me dijo: “¿cómo que llegamos si recién estamos empezando?”.

Bueno Néstor, no te olvides, todavía no llegamos, seguimos caminando así que estate cerca. Los abrazo a todos: feliz día por la victoria y feliz día por el recuerdo a Néstor.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►