Underwater: Predecible homenaje a la saga Alien

Digno homenaje a la mítica película de Ridley Scott, aunque pobre en la construcción de personajes con matices y en el guión predecible.

20 de febrero, 2020 | 15.55

Ya son un clásico las películas con bichos gigantescos que se zampan gente como si fuera un tenedor libre. Y pese a que las hay de mayor a peor calidad, al grueso del público que disfruta del género no le suelen molestar. Es más, se consumen con culpa sabiendo que muchas de ellas son malas. Así que, desde ya, cortemos con la corrección política: Underwater está a kilómetros de ser considerada excelente y -pese a contar con una fotografía alucinante- los personajes son chatos y predecibles. Así, y con tantos palos en la rueda, sale a flote como puede y, en materia de carnicería humana es un entretenimiento ganchero.

La clara referencia a la legendaria saga de la sargento Ellen Ripley está a la vista y no hace falta ser un erudito de la ciencia ficción para notarlo. Bebiendo de ella, aquí nos adentramos en una plataforma submarina de la compañía minera Kepler ubicada a algo más de 10.000 metros de profundidad que colapsa y como los pocos sobrevivientes deben hacer todo lo posible para salir de la tinieblas marinas. Solo que en el camino hacia la libertad se toparán con un abanico de criaturas hambrientas y desconocidas por el hombre,

Esta trama mecánica no esconde secretos y giros, todos sabemos que, por lo general la protagonista vive y todos mueren, un personaje se sacrifica dotando de heroísmo bobo la acción, algunos monstruos caen en el camino y la cantidad de hemoglobina en pantalla alcanza para contentar al público medio. Más allá del incuestionable profesionalismo visual, hay que analizar Underwater de forma justa y decir que, si bien es un consumo entretenido, no es para nada original y la tensión nunca aparece. O mejor dicho, se quedó en el tráiler de lanzamiento. Estas pobrezas, sumadas al guión "copypasteado" de Alien, hacen que Underwater no sea más que un disfrute ligero que a la salida del cine se olvida fácil.

Kristen Stewart (que viene de una seguidilla de fracasos comerciales e interpretativos)  no es la reina de la composición dramática y Underwater es, quizás, la película en donde más se aprecie: Anodina y mecánica -y con un look rapado que ¡sorpresa! homenajea a Sigourney Weaver- lidera al grupo de personajes imprescindibles y chatos que irán muriendo a lo largo de la trama. Los parlamentos dan vergüenza y eso conlleva a que el espectador disfrute cada muerte para no tener que escuchar tanta cháchara solemne y mal guionada.

Underwater está cerca de primas como Megalodón o la saga Piraña, donde todo es sangre y descontrol, y no parece importarle demasiado. Los avezados en el género quizás no gusten navegar en aguas pantanosas. Quienes busquen entretenimiento ligero, aquí encontrarán eso y un buen número de fiambres despedazados. 

  • Underwater. Nuestra Opinión: Regular.
  • Dirección: William Eubank.
  • Elenco: Kristen Stewart, Vincent Cassel, T.J. Miller, Jessica Henwick, John Gallagher Jr., Mamoudou Athie y Gunner Wright.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►