Los diputados nacionales Leopoldo Moreau y Rodolfo Tailhade pidieron que citen a declarar a Mirtha Legrand y Nacho Viale por el escandaloso programa de La Noche de Mirtha en el que Natacha Jaitt estuvo como invitada e hizo impactantes acusaciones sobre presuntos casos de pedofilia.

"Hay gente nerviosa. Nachito, no llores más. Te mandaste una cagada y ahora tenés que poner la jeta. Nada más que eso, para un amigo mío, Nachito, un buche de los servicios", disparó Rial ácido y con una inmensa sonrisa en clara alusión al productor de Mirtha.

Jorge Rial que fue uno de los más críticos con el nieto de la diva tras lo ocurrido en aquella emisión, sosteniendo una y otra vez que se trató de una operación de los servicios de inteligencia, abrió Intrusos con una irónica dedicatoria a Viale.

Luego de que se revelara la causa de espionaje ilegal que investiga el juez federal Alejo Ramos Padilla, centrada en la figura del falso abogado Marcelo D'Alessio, Rial dijo que Viale armó esa mesa para que los servicios de inteligencia operen y tildó a Polero de ser la agente que le daba letra a Natacha desde detrás de cámara durante el transcurso del programa.

Posteriormente, el fiscal Juan Pablo Curi le solicitó al letrado de Dolores que la diva y su nieto fueran a declarar en calidad de testigos. Finalmente, Ramos Padilla resolvió que el planteo de Curi pase a ser parte de los “legajos de prueba”, por lo que la conductora y el productor no fueron llamados a declarar, al menos, en lo inmediato.