La jornada de protestas y cortes en la Ciudad de Buenos Aires en búsqueda de que el Gobierno declare la emergencia alimentaria transita su momento de mayor tensión. Tras conocerse la noticia de que las organizaciones sociales acamparán durante 48 horas en la Avenida 9 de Julio, la Policía reprimió a los manifestantes.

A la altura de la calle Moreno, los manifestantes intentaron cortar los carriles del metrobús de la 9 de Julio cuando la Policía de la Ciudad intervino violentamente. Los uniformados hicieron un corral para impedirles avanzar, y continuaron tirando gas pimienta. Ante la escalada de tensión, la fuerza de seguridad comenzó avanzó a los golpes contra los manifestantes.

Tras la falta de respuesta del Gobierno nacional a los pedidos de que se declare la Emergencia Alimentaria, las organizaciones sociales decidieron acampar por 48 horas en la Avenida 9 de Julio. Así lo confirmaron desde el Polo Obrero frente a la negativa del Ejecutivo nacional. Este miércoles por la tarde, casi una veintena de organizaciones sociales se movilizarán hasta el Ministerio de Desarrollo Social.

 

 

Asimismo, cuestionaron la maniobra del Gobierno nacional de suspender la línea C de subte para evitar que lleguen manifestantes a la concentración de Avenida de Mayo y 9 de Julio.

“Ratificamos la medida que se tomó el fin de semana que, si no había respuesta de parte del Gobierno a los tres puntos, iba a haber acampe. A pesar del dispositivo que armó de cortar el subte y de la presencia policial con una voluntad de represión, nosotros venimos por un reclamo social y queremos una respuesta social”, aseveró el dirigente del Polo Obrero, Eduardo Belliboni, quien denunció que hubo una orden política de reprimir la protesta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En esta nota