Ramos Padilla rechazó el pedido de domiciliaria que realizó el espía ilegal Marcelo D’Alessio

El juez de Dolores consideró que existen riesgos procesales por los vínculos y recursos con que contaba el agente inorgánico. Entre otras, mencionó su relación con funcionarios macristas, fiscales, periodistas, la AFI y hasta una banda dedicada al lavado de dinero.

10 de febrero, 2020 | 20.15

El espía ilegal Marcelo D’Alessio continuará detenido en el Penal de Ezeiza. El juez federal Alejo Ramos Padilla no hizo lugar al pedido de arresto domiciliario que realizó su abogado defensor, Claudio Fogar. 

¿Por qué sube el dólar?

En una resolución de 29 páginas que firmó este lunes, el magistrado consideró que existen serios riesgos procesales si le otorga el arresto domiciliario al espía ilegal. Entre otras cosas, resaltó los vínculos y recursos con que contaba el agente inorgánico. Por caso, mencionó su relación con funcionarios macristas, como la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich; con fiscales, como Carlos Stornelli y Juan Ignacio Bidone; con periodistas, como Daniel Santoro; y la propia AFI. Además, Ramos Padilla considero que D´Alessio “podría contar, tanto en Argentina como en el exterior, con fondos económicos suficientes que le permitirían profugarse sin mayores dificultades”. Es que el juez también investiga al falso abogado por lavado de activos.

El pedido

Fogar pidió en carácter de urgencia que se dicte el arresto domiciliario de su cliente. Mencionó en su planteo que corría riesgo la vida de D’Alessio. 

El abogado defensor sostuvo que el espía ilegal se encuentra encerrado “en un régimen rayano a la tortura” y que la filtración de su audiencia con el fiscal Juan Pablo Curi para buscar ser aceptado como arrepentido puso “en riesgo su vida”. Incluso llegó a decir que “las condiciones de detención habrían provocado que debiera ser medicado para tratar la ansiedad y los nervios, todo lo cual había sido puesto en conocimiento de este Juzgado, que había dictado medidas que no habían sido cumplidas por el Servicio Penitenciario”. Ni el fiscal ni el juez de Dolores hicieron lugar al planteo.

Para Curi no se debe hacer lugar al arresto domiciliario porque no están dados los argumentos necesarios para que eso suceda. Y que concederlo configuraría “un peligro cierto y concreto”.

Ramos Padilla coincidió con el fiscal ya que a su criterio “no se observan especiales y excepcionales circunstancias en relación a las condiciones de encierro y, puntualmente, relativas al estado de salud de Marcelo D´Alessio que reflejen o den cuenta de una vulneración de derechos esenciales como la vida, salud, integridad física o dignidad de las personas, ni tampoco que el detenido sufra afecciones psíquicas y/o físicas que no puedan ser tratadas por los profesionales de la salud del Servicio Penitenciario Federal o bien disponer éstos los traslados pertinentes a los centros de salud especializados, en el caso que ello fuera necesario”.

Por tal motivo, consideró que “no resultan aplicables al caso otras medidas de sujeción al proceso alternativas, y que por ello, corresponde mantenerlo alojado en el Servicio Penitenciario Federal”.

También recordó que D’Alessio fue trasladado del Hospital Penitenciario al Pabellón “B” del Complejo Penitenciario de Ezeiza, por orden del juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena por lo que sus quejas por las condiciones de detención quedaron “sin sustento a las luz de su nuevo lugar de alojamiento, al que prestó –además- conformidad”.

¿Dinero del lavado?

Gran parte del escrito del juez estuvo dedicado a repasar los vínculos y recursos con que cuenta D’Alessio, por lo que resulta riesgoso para la investigación concederle la prisión domiciliaria. 

Por ejemplo, el juez recordó que está investigando al espía ilegal y su banda por presunto lavado de activos. Se trata de “un nuevo módulo de la asociación ilícita dedicado a efectuar de forma habitual, organizada, con división de roles específicos y de manera estable en el tiempo transferencias financieras internacionales a sabiendas del origen ilícito de los fondos y con la finalidad de simular dicho origen ilícito, dar apariencia de licitud a los mismos y ponerlos en circulación en el mercado”.  Así se desprende los chats que mantenía el grupo de WhatsApp denominado “Buenos Aires”, del que participaban D’Alessio y Bogoliuk.  

Las maniobras organizadas a través de ese grupo de WhatsApp, que aún están siendo investigadas, “habrían tenido como objetivo último el cobro de suntuosas comisiones en dólares estadounidenses por la realización de transacciones de dinero no rastreables a nivel internacional. Hasta donde se tiene conocimiento, tales sumas debían depositarse en un banco chino a nombre de una empresa mencionada en la investigación periodística conocida como ‘Panamá Papers’ por funcionar como supuesto punto de pasaje en operaciones de lavado de activos”.

Por eso Ramos Padilla sostiene que D’Alessio “podría contar, tanto en Argentina como en el exterior, con fondos económicos suficientes que le permitirían profugarse sin mayores dificultades”. 

Los vínculos

Otro de los puntos que mencionó Ramos Padilla fueron los vínculos de D’Alessio con “distintos estamentos de los poderes políticos y de las fuerzas de seguridad e inteligencia, lo que torna inseguro per se el cumplimiento de su detención en un domicilio particular, más allá de los recaudos que se pudieran adoptar”.

En la enumeración, el magistrado recordó que D’Alessio se vinculó con jueces y fiscales. Mencionó los casos del fiscal federal Carlos Stornelli y el fiscal de Mercedes Juan Ignacio Bidone.

También recordó las conversaciones que mantuvo con agentes del Servicio Penitenciario, de donde se desprende “la posibilidad cierta que poseía el imputado de obtener documentación de identidad falsa”.

A eso se suma que “se ha corroborado su actividad como agente de inteligencia inorgánico colaborando con la Agencia Federal de Inteligencia y con otros funcionarios públicos de relevancia institucional”.

El juez de Dolores dedicó un apartado especial a la relación de D’Alessio con la exministra de Seguridad, Patricia Bulrrich. En la resolución que se conoció este lunes se dio cuenta de al menos dos conversaciones entre ambos, cuando la exdiputada era la titular de esa cartera. Una de ellas es un hallazgo reciente en la pesquisa que da cuenta de la información obtenida de forma ilegal que el agente inorgánico le habría pasado a la ministra.

La lista de nombres con que se contactó D’Alessio es muy amplia. Incluye desde periodistas y la diputada Paula Oliveto al exAFI y líder de la banda dedicada al espionaje ilegal, Ricardo Bogoliuk (también detenido en el marco del D’Alessiogate), a quien el falso abogado vinculó en más de una ocasión con “Pablo Pinamonti y Daniel Angelici”. El primero era un orgánico de la exSIDE durante el macrismo. El segundo, el abogado y expresidente de Boca, que tiene múltiples contactos judiciales.

Los vínculos de D'Alessio con la AFI son variados. Por ejemplo, Ramos Padilla resaltó que "recientemente se corroboró que un informe de movimientos migratorios de Natacha Jaitt, que habría sido material de investigación para llevar a cabo su actividad de inteligencia ilegal conocida como ‘Operación Jaitt’, le habría sido proporcionado (al falso abogado) por esta agencia estatal de inteligencia”. 

Para Ramos Padilla “los riesgos procesales no han menguado con el transcurrir de la investigación y, por ende, una morigeración de la prisión preventiva impuesta a D´Alessio no resulta viable”.

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►