El sindicato de Petróleo y Gas Privado en Río Negro, Neuquén y La Pampa, alertó al gobierno nacional que no permitirán que se toque un puesto de trabajo, luego de que el gobierno nacional decidiera congelar el precio de las tarifas de combustible pese a la suba del dólar. Además afirman que la decisión impactará en la llegada de inversiones al sector. 

"Compartimos la preocupación de los gobiernos de Río Negro y Neuquén porque la medida afecta seriamente la actividad hidrocarburífera, principalmente la de no convencionales, porque desalienta y desacelera las inversiones y genera pérdidas de confianza por el cambio de reglas y consecuente falta de seguridad jurídica", sostuvieron en un comunicado. 

Desde el sindicato advirtieron que algunas empresas reducirán el trabajo en el sector luego del congelamiento del precio. "Rechazamos la actitud de algunas empresas que pretenden ponernos en situaciones beligerantes con el fin de solucionar sus problemas comerciales. Algunas ya anunciaron baja de equipos de perforación, pretendiendo generar conflictos colectivos en toda la actividad", afirmaron. 

Desde el gremio declararon el estado de alerta y manifestaron su "absoluto rechazo a cualquier maniobra que pretenda profundizar la crisis del sector, advirtiendo que esta organización gremial responderá enérgicamente con las empresas que despidan con argumentos sin sustento".

En el comunicado, el sindicato también sostiene que además de congelar el precio de los combustible, deberían extender la decisión al cuadro tarifario de gas y energía eléctrica domiciliaria, como así también al GNL que utilizan los taxis y remises. 

Mediante el Decreto de Necesidad y Urgencia 566/19, el Gobierno nacional impuso el congelamiento del precio del crudo y los combustibles por 90 días, pese a que desde el sector manifestaban su oposición por la suba del dólar.