Mauricio Macri estuvo en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires y lanzó una polémica frase que resalta los prejuicios clasistas del presidente con los sectores de nivel socioeconómico bajo.

"Cada medida que tomamos busca llevar tranquilidad a las familias, sobre todo a la clase media, que siempre se dedicó a trabajar para sacar adelante nuestro país y que siente que nunca se la escucha como corresponde", expresó el mandatario, enfatizando en una realidad que no parecería abarcar a los sectores más vulnerables.

Luego, Macri enumeró las medidas que tomó tras la derrota en las elecciones primarias y aseguró: "Hoy nos estamos ocupando de que esos millones de argentinos puedan atravesar esa incertidumbre".

El presidente estuvo reunido ayer con profesionales económicos y continuó con la campaña electoral de cara a octubre, pero buscó bajar el tono de confrontación con el candidato Alberto Fernández. De esta manera arremetió contra la grieta al asegurar que "atrasan" y siembran "lo peor en una sociedad".

"Algo que hemos logrado en estos tres años y medios es respetarnos. Lograr todo sin violencia, ni agresiones o divisiones. Estas grietas de las que hablamos atrasan, dañan. Hacen sembrar en una sociedad lo peor que puede haber: miedo", expresó de este modo en el marco del Ciclo de Almuerzos 2019 organizado por el Consejo.