Militando el ajuste: Juntos por el Cambio reclama congelar los sueldos en los tres poderes del Estado

La oposición continúa con su campaña antipolítica y exige que, además de los diputados y senadores, el Ejecutivo y el Poder Judicial también congelen sus salarios.

30 de diciembre, 2019 | 17.31

Lejos de contentarse con el congelamiento dispuesto por el Frente de Todos para las dietas de Diputados y Senadores en el Congreso Nacional, los integrantes de Juntos por el Cambio siguen militando el ajuste. Esta vez, los opositores presentaron un proyecto para que también se congelen por 180 días los salarios del Poder Judicial, el Ministerio Público Nacional y el Poder Ejecutivo. 

Los negocios de Santa María con Clarín y Cambiemos

Tras la polémica que se desató por la exclusión de los regímenes previsionales especiales de la ley de Emergencia Pública, los diputados y senadores del macrismo montaron una serie de iniciativas para generar un ajuste en distintos sectores de la política. La idea del texto firmado por Mario Negri (jefe del bloque UCR y del Interbloque JxC), Cristian Ritondo (jefe del bloque PRO) y Maximiliano Ferraro (CC), es que se vea afectado el presidente, la vicepresidenta, ministros, secretarios, subsecretarios, cargos equivalentes del PEN y magistrados del Poder Judicial y del Ministerio Público Nacional.  

Los opositores proponen que también se vean alcanzados por el congelamiento las empresas estatales, los entes públicos excluidos de la Administración Nacional y los organismos descentralizados, entre otros. 

El recorte propuesto por Juntos por el Cambio también incluye "la prohibición de efectuar nuevas designaciones y contrataciones de personal de cualquier naturaleza o fuente de financiamiento presupuestarias o no presupuestarias hasta el 31 de diciembre de 2019". La medida resulta más que llamativa, teniendo en cuenta que el gobierno de Alberto Fernández acaba de asumir y que ni siquiera están aún completadas las designaciones de los cargos políticos correspondientes en muchos ministerios. 

Intendentes de distintos municipios dispusieron en los últimos días un congelamiento de los salarios para sus comunas. El caso más llamativo fue el de General Rodríguez, donde Mauro García dispuso que él y su equipo de colaboradores trabajen ad-honorem.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►