El Destape con Roberto Navarro | Macri: último negocio ilegal Suscribite

X

La expresidenta del Banco Central (BCRA) Mercedes Marcó del Pont criticó duramente la política económica del Gobierno y afirmó que “Macri tomó deuda para financiar la fuga” de capitales". Del mismo modo, aseguró que "es necesario bajar la tasa de interés". 

En declaraciones al programa “Navarro 2019” por El Destape Radio, la economista subrayó la necesidad de bajar el déficit y alertó que "todos los desembolsos del FMI se están fugando". 

¿El Gobierno no sostiene la tasa para sostener el precio del dólar?

Es la única razón. No bajaron la tasa para plazos fijos ni tampoco para los créditos. El mensaje del BCRA es que las demás entidades sigan pagando buen rendimiento a los ahorristas porque hay U$S 28.000 millones en plazos fijos que no se tienen que dolarizar. Es un tema fundamental discutir cómo bajar la tasa sin tener una corrida hacia el dólar. Hay que regular la fuga de capitales y es una discusión que vamos a  tener. El dólar debe estar para la producción, para pagar deuda, para remitir las utilidades de las empresas extranjeras.

La ex titular del BCRA sostuvo que "no se le puede pedir" a los trabajadores que "se ajusten el cinturón". E insistió con el bajo nivel de reservas con las que quedará la entidad financiera en diciembre. 

"Tal vez no se podrá usar como activo financiero y es probable que hasta el FMI lo pida. Es muy alevoso como el Fondo ha quedado en offside en este último tiempo, financiando la fuga en Argentina", consideró Marcó del Pont. 

¿Cómo puede hacer el Gobierno para mantener el dólar bajo, más allá de la tasa de interés?

Están haciendo mercado de futuros, el Tesoro está vendiendo dólares a 60 millones diarios. Es el Tesorto el principal oferente de divisas, según el BCRA, y no el sector privado. Estas son reservas. Esta es la locura en la que nos ha metido el Gobierno, lo cual es muy preocupante e irresponsable. Todos estos desemboslos del FMI se están fugando. Desde la política pública vamos a tener que discutir el problema. Estamos metidos en una ficción y nos hacen creer que una supuesta estabilidad del dólar es sinónimo de una buena situación general. Si gana este gobierno, lo que viene después es lo que ellos plantearon: ir en esta dirección pero más rápido.