Dólar a $ 73 y el negocio del hambre | El Destape con Roberto Navarro Suscribite

X

Con un horizonte electoral negro, las figuras del macrismo en el poder judicial comenzaron a acomodar sus fichas antes de la retirada. La cuñada de Juan Bautista Mahiques, que en mayo fue designado como Fiscal General porteño, pasó del Consejo de la Magistratura al Ministerio Público Fiscal cuatro días después de perdidas las elecciones. Como reveló El Destape hace meses, la familia Mahiques creció y ocupó cargos importantes dentro de esta estructura, con amigos y familiares.

María Mercedes Dova está casada con Ignacio Mahiques y el 15 de agosto fue designada "interinamente en un cargo de Jefe de Despacho Relator de la Procuración General de la Nación" con un salario total de $75.640, según la escala publicada por el Ministerio Público Fiscal en marzo de este año.

El pedido fue realizado por Juan Manuel Casanovas, quien se desempeña como secretario de la Procuración General de la Nación a cargo de la Secretaría Disciplinaria y Técnica. Dentro de las justificaciones planteadas en la resolución PER Nº 884/19, "tiene una destacada trayectoria tanto en el ámbito público como en el privado, habiéndose desempeñado en el Cuerpo de Peritos Contadores de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en la Administración del Poder judicial de la Nación y en la Agencia de Acceso a la Información Pública del Consejo de la Magistratura”.

 

 

Según la información oficial, los relatores realizarán funciones de asesoramiento, colaboración y asistencia directa al Procurador General, magistrado o funcionario de quien dependan y el Jefe de Despacho ocupa el segundo lugar en ese escalafón, detrás del Prosecretario Administrativo y por delante del Oficial Mayor.

Pero no es el primer cargo que ostenta y el macrismo les abrió muchas puertas. El 22 de marzo de 2016, por la Resolución 679, Dova se convirtió en suplente de personal administrativo técnico de la Subdirección de Despacho de la Administración General del Consejo de la Magistratura. En diciembre del año pasado, con menos de un año de carrera en el organismo, se la designó Jefe de Despacho en la Administración General, por la resolución 4419/16.

Designación de María Mercedes Dova by Gino Viglianco on Scribd

Dova no fue la única familiar que encontró su lugar en la Justicia de la mano de Juan Bautista Mahiques y el gobierno de Mauricio Macri.  El primero fue Agustín Raúl Rubiero, un amigo oriundo de Mercedes. Rubiero ascendió de forma veloz en su carrera. Comenzó como Subsecretario Administrativo en la Vocalía de Mahiques en el Consejo a partir del 16 de diciembre de 2015, mediante la Resolución 3545/2015 a la que accedió El Destape. A los meses le otorgaron un plus por desarraigo pese a ser oriundo de Mercedes, tal como consta en la resolución 331/16. En julio de ese año se convirtió en Prosecretario Letrado y a fin de año pasó a serlo de la Presidencia del Consejo. Los movimientos siguieron porque, el 26 de octubre de 2017, ocupó el puesto de Secretario Letrado en la Secretaría de Auditores Judiciales, lo que le fue extendido en octubre del año pasado.

En la misma época Marianela Marzi, novia de Pablo Garcilazo, hombre de confianza de Daniel Angelici, fue nombrada Secretaria Letrada en la vocalía de Mahiques mediante la misma resolución por la que se incorporó Rubiero. Garcilazo se desempeñaba como oficial de la vocalía de Alejandro Fargosi, donde fue designado en 2011. En 2017 fue ascendido a Secretario de la Corte para desempeñarse como Auditor y sub-jefe del cuerpo de Auditores.

 

 

Ludmila Russo, esposa de Esteban Mahiques, fue designada como prosecretaria administrativa de la vocalía de Juan Bautista el 11 de agosto de 2016 y cobra el adicional por su título de Técnica Superior en Protocolo y Ceremonial, pese a no ser abogada ni tener vínculo con ello, según consta en la Resolución 411/16.

En tanto, la esposa de Juan Bautista, María Victoria Ordoñez Aguilar, es Directora General de Gestión de Políticas y Programas del Consejo del Niño porteño desde el 21 de julio de 2017. Luego, fue nombrada secretaria del Juzgado Civil Nº 8, a cargo de Lucila Córdoba y el 25 de marzo de 2019 concursó para cubrir uno de los cuatro cargos de juez en los Juzgados de Primera Instancia en lo Civil de la capital. Por antecedentes, quedó ubicada en el puesto 14 pero dos días más tarde, tras una entrevista, misteriosamente escaló al 5º puesto, según consta en el acta del 27 de marzo de 2019 del Consejo de la Magistratura.

El suegro de Juan Bautista también tiene un rol en el Consejo de la Magistratura con una yapa inesperada: en 2015 fue designado Prosecretario administrativo en la Dirección General de Factor Humano del Consejo de la Magistratura porteño. En la Resolución de Presidencia 501/2015 del Consejo de la Magistratura, del 1 de junio de 2015, consta que su designación fue a pedido de Juan Sebastián De Stéfano, por entonces Presidente de la Comisión de Administración, Gestión y Modernización Judicial de la Ciudad, y actual Director de Asuntos Jurídicos de la Agencia Federal de Inteligencia.

Con la inminente salida del Gobierno del poder, los jugadores judiciales comenzaron a organizar sus piezas para la conformación de un nuevo tablero.