#AltaData | La prisión preventiva no va más

La insólita belleza de Alejandra Pizarnik "La obra de Alejandra es una pregunta constante"

23 de agosto, 2018 | 14.16

En septiembre se cumplirá un nuevo aniversario de la partida de Alejandra Pizarnik y un interesante encuentro de artistas, conformado por el grupo musical El Silente Sur, la actriz Virginia Innocenti y el dibujante Luis Scafati, buscará rendir homenaje a la poeta con esta obra multidisciplinaria dirigida por el músico y compositor Rodrigo Soko. Fue el propio Rodrigo quién le contó a El Destape más detalles del show.

-El año pasado habías presentado, junto a El Silente Sur,el espectáculo “Pizarnik, Insólita Belleza”,en la sala Caras y Caretas, en línea con el aniversario 45 de la muerte de Alejandra. Desde la selección de los fragmentos de sus Diarios, la composición de la música inspirada en ellos, que, a su vez, fue la fuente de inspiración para los dibujos del artista Luis Scafati; el trabajo de visuales, los ensayos con la orquesta, puede decirse que fue un camino extenso hasta llegar a la presentación en vivo. ¿ Cuál fue el balance de esa experiencia?

-Sin lugar a dudas fue un resultado increíblemente positivo, de un constante intercambio y aprendizaje. Yo siempre digo que uno está haciendo las cosas bien cuando esta rodeado de artistas que lo hacen a uno cuestionarse, de los que tiene cosas que aprender y que por sobre todo potencien las ideas. Estoy seguro que eso fue lo que viví en la primera experiencia, donde me encontré con los desafíos de trabajar de forma multidisciplinaria y en donde todos los integrantes lograron aportar y desarrollar sus ideas de forma cooperativa. La posibilidad de trabajar con Luis Scafati fue un regalo irrepetible, la potencia de sus ideas le dieron otra dimensión a esa oscuridad "pizarnikiana" y logramos acercarnos al lenguaje cinematográfico. Las expectativas las fuimos alcanzando y en algunos casos superando en ese largo proceso creativo y la presentación en vivo nos permitió agregar el factor del juego, en donde la improvisación musical y la conversación con el texto y las imágenes estuvieron muy presentes.

-Ahora -casi un año después- vuelven, aunque se presentan en otra sala , la Batato Barea del Centro Cultural Ricardo Rojas. ¿ Hablamos de dos espectáculos diferentes con puntos en común? El regreso trae algunas novedades e incorporaciones...

-Alejandra sigue siendo la razón y el motor del espectáculo y volveremos a hacer de alguna forma público lo privado, adentrándonos nuevamente en sus Diarios. Sin embargo, trabajamos sobre otros textos, otras fechas y épocas, intentando buscar nuevamente esa luz dentro de tanta oscuridad, pero en distintos contextos de su vida. Esto me llevó a pensar en otra forma de encarar los textos, dejar de ver la voz como un instrumento más que podía "perderse" dentro de las texturas y los volúmenes de la banda, para darle un lugar más "claro" y que tenga un valor mucho más narrativo. Por eso es que la incorporación de una actriz fue casi una necesidad. En ese sentido, la incorporación de Virginia Innocenti fue un gran acierto y un privilegio para el grupo. Además, El Silente Sur también se fue renovando, con la incorporación de músicos como Nacho Amil en el piano y Ariel Invernizzi en batería, ambos ligados a la música improvisada y al jazz. Eso nos va a dejar transitar de forma más natural por esta nueva búsqueda en la improvisación interdisciplinaria.

Por otro lado, la primera presentación en vivo nos ubicó en el aniversario 45 de la muerte de Alejandra; en esta oportunidad podemos encontrar una nueva conexión cumpliéndose 50 años de la publicación de "Extracción de la piedra de locura", una de las obras más emblemáticas de Alejandra Pizarnik. En definitiva, siempre buscando y con la intención de acercar la obra de la poeta al público.

-¿Cómo se dio la convocatoria a Virginia Innocenti? ¿Por qué la eligieron a ella?

-Cuando entendí la necesidad de trabajar con un actriz por las razones que mencione anteriormente, la libertad y la oscuridad de Virginia fue en lo primero que pensé. Es difícil trabajar con la oscuridad de Pizarnik, se la puede abordar desde muchos lados. La idea fue siempre ir en contra de las expectativas naturales en el momento de pensar en esa oscuridad y para esto Virginia fue fundamental. Maneja muchos niveles de profunidad, algunos realmente muy intensos... de esos que muchos intentan escapar. Y sumado a las propuestas de El Silente, es la combinación perfecta.

Virginia no personifica a Alejandra, constantemente se sumerge en el estado anímico, en el año, fecha y hora, en un momento exacto de la vida de Alejandra para sí convertirse en los sentimientos y pensares de ella. Es un gran desafío: un 13 de febrero de 1971 Alejandra escribía "Aparentemente es el final. Quiero morir. Lo quiero con seriedad, con vocación íntegra"...

-El espectáculo mezcla música, literatura y dibujos ¿Cuál es la significancia del arte de Pizarnik?

-Toda la obra de Alejandra es increíblemente visual. Y eso para mí es fundamental. Yo compongo música para cine y mi idea con El Silente Sur fue siempre hacer música para imagen, por eso la multidisciplina. Pizarnik nos permite ahondar en rincones muy extremos, y eso a la hora de componer la música es increíble. Creo que esa es la razón por la cual comencé a trabajar con estos textos, la posibilidad de acercarme a infiernos y bellezas inesperadas para reintepretarlas y resignificarlas.

-Imaginate que llega de otro lado del mundo alguien que quiere saber algo más de Pizarnik ¿Cómo harías un breve resumen de su obra?

-La obra de Alejandra es una pregunta constante, un eterno cuestionamiento. Para ella escribir no sólo representaba el reconocimiento sino, también, la posibilidad de desahogarse. Adentrarse en su obra es sin dudas un camino al infierno de las palabras y del lenguaje, en Pizarnik la vida y la poesía es lo mismo. Antes de empezar a leerla yo me ajustaría el cinturón...

-La música en el espectáculo la interpreta El Silente Sur ¿En qué más anda el grupo musical?

-Además de la función del Sábado 25 de Agosto en el Centro Cultural Rojas, el jueves 20 de septiembre a las 21 estaremos nuevamente con "Pizarnik, Insólita Belleza" en el Teatro Border, en Palermo. Y a fin de año comenzaremos a grabar la música del espectáculo, que editaremos en vinilo, dándole lugar, entre otras cosas, al increíble trabajo de Luis Scafati.

Pizarnik, Insólita Belleza

Sábado 25 de Agosto a las 21

Centro Cultural Ricardo Rojas, Sala Batato Barea

Av. Corrientes 2038, CABA.

Próxima Función: 13 de Septiembre en Teatro Border (CABA)

...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?