La contundente decisión de Carla Quevedo para cambiar su vida

La actriz argentina compartió una reflexión sobre sus años viviendo en Estados Unidos y decidió dar un giro drástico en su vida.

29 de febrero, 2020 | 11.28

Carla Quevedo quiso darle un giro a su vida y tomó una drástica decisión: después de 10 años viviendo en la ciudad de Nueva York, la actriz regresará a su país de origen y dio los motivos.

Recientemente, Quevedo se explayó en sus redes sociales y compartió públicamente una reflexión con la que admitió que padece de trastornos de depresión y ansiedad desde los dieciséis años. Ahora, la actriz que tuvo un importante papel en El Secreto de sus Ojos, utilizó la misma plataforma para contar que después de todos estos años en Estados Unidos, se dio cuenta que ya no se siente cómoda. 

"Finalmente me vuelvo a vivir a Argentina porque lo que me funcionó una vez ya no me funciona y porque las caricias significativas no se encuentran en ninguna otra parte del mundo", expresó la actriz bromeando con el escándalo de los bots macristas que llenaron Twitter con publicaciones insólitas durante la campaña electoral del 2019.

“Vuelvo al sur como se vuelve siempre al amor”

"Durante años me creí que no había lugar para mi, que tenía que desaparecer, y me las rebusqué para hacerlo de mil maneras posibles: Me fui lejos, me la banqué sola, sufrí en silencio y sin molestar a nadie. Y aunque no entendía el por qué de esa necesidad, lo hice bastante bien...", contó Quevedo y admitió que, durante estos 10 años, lo que más le costó fue pedir ayuda cuando la necesitaba: "Es lo más valioso que aprendí en la vida. Aprendí también a aceptarme, y a honrar mi pasado sabiendo que lo que me pasó no me define. Aprendí que nadie puede realmente con todo solx".

De esta manera, la actriz que estuvo en pareja con Pedro Rosemblat reconoció que se fue de Argentina intentando escapar de ciertos problemas pero que sólamente los bloqueó: "Las cosas que bloqueé tantos años, me siguieron y se sentaron al borde de mi cama esperando pacientemente a que yo estuviera lista para mirarlas de frente".

Igualmente, Quevedo destacó que, durante sus años viviendo en la ciudad estadounidense, vivió muchas experiencias fundamentales para su carrera profesional y dijo que "convertir dos meses en una década fue mi manera de sobrevivir". La actriz mencionó algunas de sus anécdotas: "Lee Toland Krieger me vio trabajando de mesera y me convocó a trabajar con él y Andy Samberg. Con una amiga nos apodamos Las MilaNenas y cocinamos milanesas y empanadas para congelar y se las vendimos a argentinos en NY. Wes Anderson me preguntó si nos conocíamos. Trepé por las escaleras de emergencia para entrar a mi dpto por la ventana. Natalie Portman me trató mal. Pasé una navidad sola, comiendo milanesas de pollo con ensalada de lechuga y tomate. Pasé un año nuevo con Yoko Ono en el Dakota. Caminé llorando una hora y 37 minutos para comprar un Cachafaz. Protagonicé una serie con Oscar Isaac y Winona Rider. Alguien me dejó un bowl de chilli de regalo en la puerta de mi casa. Alguien me rompió el corazón. Estuve en dos mini terremotos y un gran huracán. Le enseñé a varios Yankees a jugar al chinchón y al strip Chancho va. Les hice trampa. Hice cerca de 500 castings y quedé en 6".

 

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►