La autopsia al joven asesinado por un grupo de rugbiers en Villa Gesell determinó que murió por un golpe en la cabeza

El informe es una herramienta importante en la investigación del crimen de Fernando Báez Sosa.

20 de enero, 2020 | 14.23

La autopsia al cuerpo de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado por un grupo de rugbiers en Villa Gesell, determinó que un traumatismo severo de cráneo fue lo que le provocó un sangrado interno y la muerte inmediata.

Impuesto a las Grandes Fortunas

Matías Benicelli, Ayrton Violaz, Macimo Thomsem, Luciano Pertossi, Lucas Pertossi, Alejo Milanessi, Enzo Cornelli, Juan Guarino, Ciro Pertossi, Blas Cinalli y Pablo Ventura fueron identificados como los presuntos autores del crimen y detenidos en un chalet de dos plantas ubicado sobre la calle 202, donde se hospedaban. Hasta el momento, los 10 rugbiers imputados por la agresión se negaron a declarar.

Varios de los rugbiers detenidos apuntaron contra Pablo Ventura, a quien ubicaron en el lugar de los hechos, frente al boliche Le Brique. Sin embargo, la familia de Ventura lo niega y asegura que al momento del crimen se encontraba en Zárate. La Policía fue a buscarlo hasta allí cuando recibió esos testimonios.

Fernando Báez Sosa murió tras recibir una golpiza en la que participaron entre tres y cuatro personas. “Estarían identificados. Se ven en los videos quiénes son los que le pegan en la cabeza”, afirmó el fiscal Walter Mercuri, de la UFI N° 8 de Madariaga. Además, aseguró que tiene pruebas que confirman que los detenidos “participaron de la gresca”.

 

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►