Insólita sanción en el Mundial de Rugby: multan a Inglaterra por invadir el campo de juego en pleno Haka de los All Blacks

Los representantes de Nueva Zelanda se encontraba realizando su habitual ritual antes de los partidos y los británicos se colocaron delante de ellos. Las autoridades multaron esta acción con 2.200 euros.

31 de octubre, 2019 | 08.22

El Mundial de Rugby 2019 es noticia por una sanción económica tan insólita como sorprendente. Luego del partido que Inglaterra le ganó a Nueva Zelanda 19 a 7, las autoridades del certamen sancionaron económicamente a los británicos por el simple hecho de invadir el campo de juego en pleno Haka de los All Blacks.

El peor Call Center del mundo

¿El monto? 2.000 libras esterlinas, que serían equivalentes a 2.200 euros. La medida llamó la atención y, según explicó el medio World Rugby, "Inglaterra fue en contra del rito cultural" que representa no sólo a los del continente oceánico: también es una marca registrada de este deporte.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

"Queríamos hacerles ver que estábamos preparados, que estábamos juntos y dispuestos a todo", manifestó Manu Tuilagi, integrante del elenco que venció a la máxima potencia mundial y avanzó a la final que jugará ante Sudáfrica. "No queríamos ser espectadores y enfrentarlo colocados en fila", agregó el capitán Owen Farrell.

Lo cierto es que Inglaterra no sólo ganó y pasó a la definición del certamen: también se llevó una multa insólita. De hecho, el técnico neozelandés aplaudió el gesto de su rival y reconoció que no fue esto lo que ocasionó la multa. El asunto se centró en que Inglaterra se colocó formando una fila en "V" que traspasó la mediacancha (algo que no hace ningún rival de los All Blacks en su rutina).

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►