Espionaje ilegal: Santoro apeló el procesamiento que dictó Ramos Padilla

Alejo Ramos Padilla lo investiga por coacción y extorsión, ya que sospecha que fue un engranaje clave para el accionar de la banda de D’Alessio.

23 de agosto, 2019 | 14.25

El periodista Daniel Santoro presentó una apelación ante la Cámara Federal de Mar del Plata para que se revoque el procesamiento que le dictó el juez federal Alejo Ramos Padilla por coacción y extorsión ya que se sospecha que fue un engranaje clave para el accionar de la banda del falso abogado Marcelo D’Alessio.

Santoro fue procesado sin prisión preventiva y Ramos Padilla consideró que no se vio afectado el derecho de libertad de expresión. El magistrado entiende que Santoro utilizó la información que D'Alessio le proveyó para doblegar la voluntad del ejecutivo de PDVSA Gonzalo Brusa Dovat y del empresario Mario Cifuentes, en el marco del D’Alessiogate.

Santoro busca que se revoque el procesamiento y en los próximos días la Cámara determinará si revoca o confirma el procesamiento. Para ello será clave el los argumentos que use el abogado de Santoro, ya que tendrá que desmentir todas las pruebas y presunciones que llevaron a Ramos Padilla a procesar a Santoro.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

 

 

Coacción y extorsión

Para Ramos Padilla, “se encuentra acreditada la coacción de la que fue víctima el ex directivo de PDVSA Gonzalo Brusa Dovat, y la extorsión que sufrió el empresario y titular de la empresa OPS Mario Cifuentes y que para llevar adelante dichas acciones se requirió de la participación de Daniel Santoro”.

Se trata dos casos paradigmáticos que tuvieron al editor de Clarín como partícipe de la maniobra. En el primero, vía una entrevista a la víctima en el restaurant Sarkis de la que participó D’Alessio y que fue publicada en el matutino porteño. En el segundo, a través del programa Animales Sueltos, donde Santoro era panelista.

El caso Brusa Dovat, donde la banda buscó “ablandar” al ejecutivo de PDVSA para luego llevarlo a declarar frente al fiscal Carlos Stornelli, derivó en chats cruzados entre los integrantes de la organización criminal. “En esas conversaciones, hasta se le hace conocer a Daniel Santoro ‘los aportes’ que realiza Ricardo Bogoliuk, a quien D´Alessio en comunicación con el periodista identifica como su ‘director de operaciones’”. Bogoliuk, expolicía y exAFI, está detenido en el marco de este expediente. Stornelli fue declarado en rebeldía luego de esquivar su indagatoria.

En el caso de Cifuentes, el juez de Dolores relató: “D’Alessio, con anticipación de unas horas, le refería al dueño de esa firma OPS que ese día debía ver a Daniel Santoro en el programa ‘Animales Sueltos’, al tiempo que le exigía el pago de un millón doscientos mil dólares y le señalaba que si no pagaba esa suma, ese mismo periodista al que  ‘los jueces le tenían más miedo que al Consejo de la Magistratura’ -en propias palabras de D’Alessio- habría de publicar en el diario de mayor tirada del país una nota que lo perjudicaría, como efectivamente ocurrió”.

El día que D’Alessio le dijo a Cifuentes que sintonice el programa que se emite por el canal  América, desde la mesa de Animales Sueltos, Santoro estaba hablando del Lava Jato y un tríplex que se le adjudicaba a Lula Da Silva y en lugar mencionar a la constructora brasileña OAS cambió una letra e hizo referencia a OPS, curiosamente, la firma de Cifuentes. Lo hizo en más de una ocasión.

Por estos dos hechos, Ramos Padilla procesó a Santoro. Pero dejó abierta la posibilidad de ampliar esa decisión.

“También existen sobrados elementos de prueba acerca de la existencia y funcionamiento de la asociación ilícita investigada, e incluso se encuentra acreditado que esta asociación se sirvió de la prensa y en particular de la actividad que podía llevar adelante Daniel Santoro para realizar sus planes delictivos”, indicó el magistrado.

Es más, para el juez hay “una directa vinculación entre la información que aportaba Marcelo D’Alessio, las publicaciones de Santoro y las maniobras extorsivas de la organización”.

El circuito se repitió en diversas ocasiones. “La información obtenida y producida ilegalmente, al ser ‘blanqueada’ mediante notas periodísticas, funcionaba también como nuevo material para realizar extorsiones y producir más información que luego sería publicada por el periodista”, señaló Ramos Padilla

LA FERIA DE EL DESTAPE ►