El Destape con Roberto Navarro | Macri: último negocio ilegal Suscribite

X

A menos de un mes de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias, la fórmula Fernández-Fernández gana por sobre la oficialista y el corte de boleta en la provincia de Buenos Aires beneficiaría a María Eugenia Vidal, pero no sería suficiente para evitar un triunfo de Axel Kicillof, el candidato a gobernador por el Frente de Todos.

Según el sondeo de Federico González y Asociados, la boleta integrada por Alberto Fernández y Cristina Kirchner tiene una intención de voto del 42% y supera por 10,2% a la fórmula de Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto, con un 31,8% de los sufragios.

De los electores, el 5,1% manifestó que podría cortar boleta en el cuarto oscuro a la hora de combinar candidatos presidenciales y bonaerenses. Macri se convirtió en una roca atada al tobillo de Vidal pero ella podría conseguir una ventaja con el uso de la tijera: subiría un 4,3% y pasaría del 31,8% conseguido con boleta completa al 36,1%. Pero no le alcanzaría.

Axel Kicillof, sin corte de boleta, llegaría al 42% pero con este mecanismo bajaría la cantidad de sufragios para cerrar en un 40,3%. Pese al crecimiento de Vidal con el tijeretazo y la caída del economista, la actual gobernadora no llegaría al primer puesto y el ex Ministro ganaría en territorio bonaerense.

Para evidenciar, aún más, lo perjudicial que Macri le resulta a Vidal, la fórmula Kicillof-Magario tendría un 1,8% menos que la de los Fernández pero la de Vidal y Salvador conseguiría 5,9% más que la de Macri y Pichetto. O sea, los bonaerenses oficialistas tienen una imagen más positiva que los nacionales pero aún así no alcanzaría para derrotar a los peronistas.

Tan es así que, según este sondeo, la fórmula de Alberto y Cristina obtendría una ventaja de 12,1% sobre la de Juntos por el Cambio y la del Frente de Todos en territorio bonaerense haría lo propio sobre los amarillos por el 4,4%.

La encuesta fue realizada sobre una base de 1200 consultados, residentes de la provincia de Buenos Aires, con un nivel de confianza del 95,5%.