Alberto Fernández y Mauricio Macri tuvieron una segunda conversación telefónica luego de las elecciones primarias, en las que el presidente le anunció una próxima reunión para convocar a la oposición.

Según pudo conocer El Destape, el mandatario le adelantó que el flamante ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, se comunicaría con el candidato por el Frente de Todos para convocar a su equipo económico como así también con todo el arco opositor.

Fernández, por su parte, respondió que le parecía bien y que enviaría a sus profesionales a la reunión pedida desde el Gobierno. Además, el presidente y el candidato opositor volvieron a acordar que se "mantenga la línea de diálogo abierta", al margen de la campaña electoral y las distintas visiones políticas sobre la economía, sus causas endógenas y los mecanismos institucionales para atravesar la actual crisis financiera. 

El Gobierno también sumó al candidato Roberto Lavagna, quien insistió en la necesidad de diálogo y ratificó que aceptan la convocatoria. Además, recordó su postura de suspender la campaña electoral hasta que se estabilice la situación económica.

Desde la izquierda, Christian “Chipi” Castillo referente del PTS aseguró que "la discusión tiene que ser en el ámbito del Congreso sino no tiene sentido” y agregó: “Hay una discrepancia entre lo que propone el Gobierno y lo que planteamos nosotros.

Ambos tuvieron su primera conversación telefónica desde las PASO cuando el 14 de agosto se comunicó Mauricio Macri tras la escalada abrupta del dólar: "Él se comprometió a colaborar en todo lo posible para que este proceso electoral, y la incertidumbre política que genera, afecte lo menos posible a la economía de los argentinos", afirmó el mandatario.