El Frente de Todos lograría sostener la ventaja sobre Juntos por el Cambio arrojada en las PASO, de acuerdo con la primera encuesta después de las primarias.

Un sondeo de Clivajes consultores realizado en los días posteriores a las PASO (13 al 16 de agosto) señala que las dos principales fuerzas que compiten por la presidencia captarían una suma de votos muy similar del resto de los competidores.

El estudio realizado sobre 1203 casos distribuidos proporcionalmente en el AMBA, la Provincia de Buenos Aires y las regiones de Centro, Cuyo, NOA, NEA y Patagonia, destacó que la transferencia de votos sería de  4,04% para Todos y de un 4,64% para el oficialismo.

Además, mientras casi la totalidad de los votantes del kirchnerismo planean sostener su voto en las elecciones generales de octubre, la proporción cambiemita es, por el momento, más baja: el 2,43% no lo votaría de nuevo a Macri  y el 6,63% todavía no se decide.

El cambio de voto es más notorio en los partidos que ya no tienen chances de ganar las elecciones. En consenso federal la cifra asciende a 25,79% (más un 17,52% de indecisos); en el FIT al 22,02% (13,13% de indecisos); en NOS a casi el 40%; y en Desperter el número sube hasta el 74,76%.

No obstante, si se toma el total de encuestados, apenas el 9,45% decidió modificar su sufragio, una cifra que no le alcanza al macrismo para modificar el resultado otorgado por las PASO.