Mauricio Macri le pidió por favor a Roberto Lavagna que lo ayude a mantener la gobernabilidad. El candidato oficialista a la reelección se comunicó ayer con el hombre que concluyó tercero en las primarias del domingo pasado para solicitarle que colabore a calmar la coyuntura política y económica y así poder concluir con su mandato, que termina el 10 de diciembre.

El ex ministro de Economía le aseguró que no va a hacer nada que pueda causar ruido en la economía y prometió llevar tranquilidad a los mercados, aunque evitó comprometerse a dar  ningún paso en concreto.

Desde su entorno, además, desmintieron que haya habido un ofrecimiento para incorporarse al gabinete de Juntos por el Cambio.

 

 

Después de la histórica derrota que sufrió en las urnas, Macri se comunicó con Lavagna y con José Luis Espert, dos de sus rivales a los que espera sacarle votos para intentar un milagro el 27 de octubre. Por el contrario, todavía no hubo ningún tipo de comunicación con Alberto Fernández, quien, de repetirse el resultado de las PASO, asumirá como el próximo presidente.