Elecciones 2019: Mauricio Macri fue a Córdoba y Juan Schiaretti pegó el faltazo

El presidente estuvo en la provincia 21 veces pero en esta ocasión el gobernador esquivó reunirse con él. La sinceridad del oficialismo por la situación política. 

06 de septiembre, 2019 | 14.08

En su visita 21 a Córdoba, al presidente Mauricio Macri se lo vio abatido, golpeado por la realidad y la crisis que él mismo desató. “Cuando estás en la gloria, todos quieren ser tus amigos; pero cuando estás en el piso, pasan y te patean la cabeza”, le graficó a El Destape con sinceridad un funcionario macrista. 

El gobernador Juan Schiaretti pegó el faltazo a su cita con Macri y confirmó una máxima no escrita: “El peronismo huele donde hay sangre”. El gobernador cordobés, un tiempista que en los 70 militó en el Peronismo de Base y en los 80 se transformó en un tecnócrata bajo el paraguas de la Fundación Mediterránea -que creó su comprovinciano Domingo Felipe Cavallo-; olió a sangre la misma noche del 11 de agosto pasado, cuando Alberto Fernández apabulló a votos en las PASO a Mauricio Macri.

Esta mañana, en vez de recibir al Presidente, que llegó a Córdoba para inaugurar el quinto Parque Educativo que construyó el intendente Ramón Javier Mestre; Schiaretti eligió irse a Las Varillas, una pequeña ciudad del este provincial ubicada a 173 kilómetros. El pretexto del gobernador fue la inauguración de una estación transformadora de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC) que se terminó hace meses: “Pese a la crisis que nos afecta desde hace más de un año y medio, los cordobeses creemos en el futuro”, dijo Schiaretti.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

La ausencia del único gobernador peronista aliado en los actos de Macri en la Capital y la ciudad de Monte Cristo fue uno de los datos de la visita del presidente y candidato a la reelección por la alianza conservadora Juntos por el Cambio. En representación del Gobierno de Córdoba, estuvo el presidente provisorio de la Legislatura, Oscar González, quien milita para que Alberto Fernández triunfe en las presidenciales del 27 de octubre.

Tres días después de lograr su reelección, el 12 de mayo pasado, Schiaretti visitó a Macri en la Casa Rosada; y para las elecciones generales nacionales decidió que su coalición provincial Hacemos por Córdoba no presente candidato presidencial –para beneficiar la fórmula de Juntos por el Cambio- y sólo vaya con candidatos a diputados nacionales. Pero ante la visita de Macri, Schiaretti optó esta vez por irse lejos.

Tal lo adelantado por El Destape, el Presidente llegó esta mañana a Córdoba para inaugurar el Parque Educativo Norte de barrio Marqués de Sobremonte Anexo –una zona asolada por la delincuencia-, una obra construida en conjunto por la Municipalidad y la Nación; además de recorrer una fábrica de bicicletas especiales.

La llegada de Macri se mantuvo en reserva hasta ayer a la tarde, sin mayores datos de agenda; a diferencia de años anteriores donde desde el PRO y Presidencia de la Nación informaban detalladamente las actividades del mandatario, como por ejemplo las “visitas sorpresa” a vecinos que ya habían sido contactados con anterioridad por punteros o funcionarios macristas.

En el acto del Parque Educativo, donde Macri bailó y el público lo alabó con el habitual “¡sí se puede!”, hubo un dato que no pasó desapercibido: quienes quisieran asistir, debían inscribirse a través de una aplicación de celular con su DNI: el acto no estuvo abierto al público. Incluso, hubo temor de que vecinos estafados por los créditos hipotecarios UVA, que a esa misma hora realizaron una protesta en los Tribunales Federales, cruzaran toda la ciudad hasta la zona norte, para reclamarle a Macri y sus funcionarios que declare la emergencia habitacional y financiera.

Lejos de la algarabía de otras visitas, Macri estuvo parco, desganado y cuando habló con los periodistas dio un mensaje errático: “Lamentablemente las PASO provocaron una disrupción económica y alteraron todo el proceso”; aunque dos segundos después sentenció: “Estamos convencido de que la elección no sucedió y con toda la energía para ir al balotaje”.

El intendente Ramón Javier Mestre dio un corto discurso donde destacó que “las obras de nuestra gestión son sin dudas los Parques Educativos, porque están cerca de la gente, hablan de la inclusión, nos permiten decir presente y achicar distancias en lugares donde hay muchos flagelos sociales”.

Incluso, señaló a una vecina que estaba junto a él y Macri: “Ayer me envió un audio María José, una vecina que siempre tiene su casa abierta, siempre dándole una mano a los vecinos. Y me dijo, ahora puedo decir “ya no soy más la que vive frente del basural, ahora digo, soy María José de barrio Marqués Anexo, que vive al frente del parque Educativo Zona Norte de la ciudad”.

Después de visitar la Capital, Macri junto al primer candidato a diputado de Juntos por el cambio Mario Negri, viajó “de sorpresa” 25 kilómetros hasta la vecina localidad de Monte Cristo, donde fue recibido por el intendente Fernando Gazzoni, un radical que termina su mandato en diciembre y será reemplazado en el cargo por su prima, la actual legisladora Verónica Gazzoni. Desde ayer se sabía en el pueblo que el Presidente llegaría hoy, y que el primer lugar que visitaría era una panadería.

Fuentes del oficialismo nacional confiaron a El Destape que “elegimos Monte Cristo por la cercanía con la Capital, porque Mauricio ganó cómodo en las PASO y representa “el campo”, no lo exponemos a salir de su zona de confort”.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►