Después de las PASO, la relación entre Mauricio Macri y su gurú, Jaime Durán Barba, se enfrió. El error de cálculo de las encuestas, los sondeos previos que le mostraron al Presidente un virtual empate con Alberto Fernández, y la falla metodológica a la hora de hacer los estudios pusieron al ecuatoriano en una posición incómoda.

Según reveló Infobae, el gurú de Juntos por el Cambio tiene pensado volver a la Casa Rosada, luego de un viaje que hizo tras las elecciones, pero aún no está definido si será recibido por Macri, que está muy enojado.

Dos días antes de las PASO, el ecuatoriano le habría mostrado al Presidente un sondeo que le daba un virtual empate con Fernández. Sin embargo, la elección los dejó a 15 puntos de diferencia del Frente de Todos y el vacío de poder derivó en una fuerte crisis económica a las pocas horas.

Pero ese no fue el único error de Durán Barba, que es el encargado de la cuestión metodológica de todas las encuestas. Al parecer, según contó el periodista macrista Román Lejtman, el gurú nunca entendió el impacto de las medidas tomadas por Nicolás Dujovne, a pedido del Fondo Monetario Internacional, que derivaron en la destrucción de la clase media. 

Al errarle al análisis, le erró a la metodología y, por lo tanto, al resultado. Así, Macri vio un panorama más parejo y alentador que no fue tal. Pero la equivocación también derivó en un mal direccionamiento de toda la estrategia política del oficialismo, basada en redes sociales, big data y trolls que se desarrolló en base a un diagnóstico errado y en el alejamiento del Presidente y Durán Barba.