El Gobierno oficializó el traspaso de la deuda de las empresas distribuidoras de energía al Estado. El monto corresponde al período comprendido entre abril de 2018 y abril de 2019 y deviene de los importes acumulados no pagados consecuencia de las variaciones del dólar.

En octubre del 2018, el entonces secretario de Energía Javier Iguacel se vio obligado a dar marcha atrás en la socialización del endeudamiento de las distribuidoras a través de las 24 cuotas a los usuarios del servicio público. La normativa en cuestión es la 466/2019 y se publicó en el Boletín Oficial.

¿Cuál fue la solución? se resolvió que el Estado absorba la deuda contraída entre las distribuidoras con las productoras.

Respecto a la medida, el director del Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo, Federico Bernal, señaló que si bien "parece una historia lejana" hay que recordar que en 2018 "el ENARGAS convalidó contratos de las distribuidoras con las productoras de gas en dólares, que debían pasar a los usuarios, facturados en pesos a precio dólar". 

"En diciembre de 2017, caducó la Ley de Emergencia Económica, razón por la cual el ENARGAS adquirió desde ese momento plenas funciones para regular y observar el precio al que las distribuidoras compraban el gas a las productoras a los efectos de proteger los derechos de los usuarios, evitando, en el marco del artículo 23 de la Ley del Gas, abuso de posición dominante y competencia desleal por parte de transportistas y distribuidoras", agregó Bernal.