Tras una intensa jornada de martes, que terminó con trabajadores del subte detenidos y reprimidos, los Metrodelegados decidieron abrir los molinetes del transporte desde las 10 hasta las 12 en repudio a lo sucedido. En el transcurso de la mañana, los trabajadores fueron aplaudidos y respaldados por los usuarios del subterráneo

Los metrodelegados tomaron esa medida en repudio a la represión y al ataque al derecho de huelga. Claudio Dellecarbonara, uno de los dirigentes del gremio de los trabajadores del subte, protagonizó un emotivo momento con una usuaria que se acercó a saludarlo.

Embed

La medida se aplicó en las seis líneas de subterráneo y en todas se pudo percibir la misma solidaridad por parte de la gente. La violenta jornada de ayer terminó con represión y 16 trabajadores detenidos de forma ilegal. En la Estación Lacroze de la Línea B los usuarios aplaudieron a los trabajadores en apoyo al reclamo.

"Vamos a seguir denunciando el brutal ataque al derecho constitucional de huelga que vivimos en el día de ayer y que ahora buscan incrementar con suspensiones y sanciones. Nos atacan porque defendemos los derechos de los trabajadores, pero también los de los usuarios. No quieren que nadie cuestione ni el ajuste, ni los negociados de las empresas privatizadas con el Gobierno”, aseguró Dellecarbonara en diálogo con La Izquierda Diario.