El candidato corrupto del macrismo para dirigir Yacyretá

Luis Lichowski fue propuesto por Carlos Rovira, quien maneja Misiones hace dos décadas, de estrecha relación con Humberto Schiavoni.

25 de enero, 2020 | 18.08
El candidato corrupto del macrismo para dirigir Yacyretá | Acomodos m

El macrismo quiere quedarse con uno de los espacios de poder energéticos más importantes del país al proponer a Luis Lichowski, ministro de Industria de Misiones denunciado por pedir coimas millonarias, al frente de la represa de Yacyretá que representa casi la mitad del total de la potencia hidroeléctrica argentina. El nombre que suena para ocupar su Dirección proviene de Carlos Rovira, quien maneja la provincia hace más de veinte años y mantiene una estrecha relación con el expresidente del PRO, Humberto Schiavoni, que conoce el área ya que se desempeñó allí en dos oportunidades (antes de Néstor Kirchner y con la llegada de Mauricio Macri).

Ni lentos ni perezosos, desde el macrismo ya propusieron su candidato pero está salpicado por denuncias de corrupción groseras durante su gestión como ministro de Industria misionero y como secretario municipal de la capital provincial. Lichowski fue denunciado por el empresario Enzo Giraudo quien aseguró que le exigió US$300.000 en concepto de coima, pero aclaró que no fue el único al que le hizo estos pedidos. La acusación fue llevada a la justicia por el diputado provincial de la UCR, Gustavo González, que, aseguraron, trabaja en soledad ante un Cambiemos amigo del poder de turno.

A comienzos de 2018, Giraudo le dijo al portal MisionesCuatro que "quien no está con ellos, se tiene que ir. Toda la actividad privada, tiene que estar en relación con alguno de ellos. Y hay un montón de ejecutores", entre los que está el hombre propuesto por el macrismo para ocupar la Dirección de la represa.

Yacyretá es una empresa binacional que controlan la Argentina y el Paraguy. Para nuestro país representa más del 45% del total de la energía hidroeléctrica producida y abastece al 22% de la demanda local. Conociendo su inmenso poder, y el valor que una compañía de esta talla maneja ocupar el lugar de toma de decisiones es clave. 

Según pudo saber El Destape, Lichowski fue el nombre que puso sobre la mesa Rovira, de vínculos muy cercanos con Schiavoni. Rovira fue gobernador de Misiones desde 1999 hasta 2007, cuando quiso reformar la Constitución provincial para perpetuarse en el poder. Si bien no pudo concretarlo, consolidó su fuerza en el distrito.

Creó el Frente Renovador de la Concordia, un partido provincial que desde 2006 tiene mayoría en la Legislatura y maneja casi la totalidad de los 76 municipios de Misiones. Incluso, varios representantes de Cambiemos votaron por Rovira en las últimas elecciones. Así, volvió a ser reelecto y es el titular del Parlamento provincial.

Rovira y Schiavoni mantienen una relación estrecha hace tiempo. El expresidente del PRO (ahora desplazado en el cargo por Patricia Bullrich) ocupó el cargo de ministro de Economía de Misiones bajo el gobierno de Ramón Puerta. Con el apoyo de éste, el hombre que maneja la provincia hace dos décadas alcanzó su primera gobernación.

Luego de pasar por varios cargos públicos, Schiavoni se desempeñó como ministro Coordinador del gabinete de Rovira para abandonar el puesto tras la renuncia de Fernando De La Rúa y ser un efímero jefe de Gabinete de Puerta. 

Lichowski proviene de ese entramado al ser funcionario del gobierno del Frente Renovador de la Concordia, cuyo titular es Rovira. El empresario que lo denunció por pedirle coimas aseguró que la provincia mantiene una estructura feudal y que la única forma de establecer una compañía en ese distrito litoral es "estar con ellos".

Incluso, resaltó que el candidato macrista se caracterizó por anunciar obras que después no se concretaron. Como Secretario de Promoción del Desarrollo de la municipalidad de Posadas, aseguró Giraudo, "fue el mentor de todo esto", en referencia al pedido de coimas. "De tanto en tanto tenías que contribuir para la caja política. Cualquier actividad tenía que contribuir con el 50%. Las empresas de afuera no viene por eso". Pero, pese a "no llevar empresas al Parque Industrial", fue "premiado" y se convirtió en ministro.

Por si fuera poco, Lichowski también fue acusado por discriminación. Una de las obras de más importancia es la del Puerto de Posadas. El mismo fue habilitado con uno de los últimos decretos de Mauricio Macri y Marcos Peña, pero la provincia aún no tiene a un operador pese a que se hicieron dos licitaciones, declaradas desiertas al considerar que no se cumplían los requisitos.

El grupo conformado por el paraguayo Grupo Fénix y la local Amazon fue el que se postuló como único oferente en 2018 para, en caso de otorgarse, invertir entre $60 y $250 millones y armar una operación, hoy inexistente, a cambio de una concesión por 20 años, prorrogable por un plazo similar. Sin embargo, en agosto de ese año, los empresarios dieron una conferencia de prensa en la que dijeron sentirse "discriminados por ser paraguayos" tras la confirmación del cierre de la licitación.

Pidieron que la provincia aclare por qué se declaró la declaró desierta y aseguraron: “Nuestra lectura es que intereses relacionados al transporte terrestre provincial prefieren el status quo. Probablemente prefieran un puerto de operaciones de cabotaje y no realmente lo que podría hacer”.  Uno de los empresarios detalló: "Nosotros hablamos con funcionarios del Gobierno Nacional y es allí donde nos dijeron que el verdadero motivo de la caída del puerto fue la presión de algunos intereses de la provincia vinculados al transporte por camión y en especial al transporte de combustible que no quieren que el puerto se reactive". Lichowski buscó desprenderse de ésto, aseguró que "no hubo ningún tipo de presión" y pidió que "si esta gente dice que hay criterios xenófobos, que lo expliquen y lo digan concretamente".

El funcionario de Rovira, incluso, le echó la culpa a la Nación por los altos impuestos que deben pagar los barcos que tocan el Puerto de Posadas. Ésto fue criticado por la sociedad, ya que Lichowski fue uno de los que apoyó la fuerte presión fiscal provincial durante los gobiernos de Carlos Rovira, Maurice Closs y Hugo Passalacqua, todos del Frente Renovador para la Concordia.

La represa de Yacyretá es central para el país pero, sobre todo, para la provincia porque su caja se utiliza para abastecer a los intendentes, invertir en salud, o destinar plata para obras, entre otras herramientas que utilizaron para presionar a los dirigentes opositores y empresarios, según explicaron a El Destape. Una situación que se complica aún más por el silencio de los medios de comunicación locales, la Justicia - sobre la que no tienen demasiadas expectativas depositadas - y un poder político, encabezado por Cambiemos, que jugó para el oficialismo.

Lo que piden es que el gobierno ponga personas transparentes en la Dirección de Yacyretá, para evitar que se consolide "el modelo de la corrupción" que atraviesa la provincia.  La decisión deberá conocerse en los primeros días de la próxima semana y vendrá con la firma del Ejecutivo nacional.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?