Denuncian que discriminaron a una alumna por su situación económica: "Muerta de hambre"

Gabriela Furman, madre de la alumna, denunció al St. Trinnean’s School por separar a sus alumnos en categorías de primera y segunda clase. Directivos "apuraron" a la menor.

16 de julio, 2019 | 15.09

Un caso de discriminación de clase conmocionó a la comunidad educativa de la localidad bonaerense de San Isidro. La madre de dos niñas denunció ante el Instituto Nacional contra la Discriminación (INADI) que sus hijas fueron tratadas por un el encargado del comedor del colegio de “muertas de hambre”. Las niñas asisten al colegio inglés el St. Trinnean’s School, en ese partido.

Gabriela Furman, la madre de Giuly (de 17 años) y Meli (de 10), relató también que, la dueña del colegio, María Picasso, hizo un “tibio” pedido de disculpas, pero le pidieron “amablemente” que buscara “un colegio que estuviera a su altura”.

Los padres de las niñas no pudieron continuar pagando la cuota del comedor (un servicio extra que ronda alrededor de los $5 mil pesos extra). La nena de 17 años llevaba su almuerzo y ese día solo se sentó a charlar con sus compañeras. La alumna fue obligada a dejar la mesa que ocupaban junto a sus compañeras y fue ahí que recibió la agresión por parte del encargado del comedor. “Acá hubo un claro caso de discriminación con un corte clasista. Y este grave hecho fue avalado por las autoridades del colegio que nunca se hicieron eco del reclamo”.

 

 

Furman describió sus sensaciones a la Agencia Nova: “Las trataron de 'muertas de hambre' frente a todas sus compañeras solo por no poder pagar ya los mismos beneficios que siempre tuvieron y que ante la nueva coyuntura del país, no pueden acceder”. Furman sostuvo: “El niño debe ser valorado por lo que es y no por lo que tiene. No se lo puede monetizar yendo, inclusive, en contra de los supuestos valores que en los estatutos educativos del St. Trinnean’s School que tanto pregonan tales como la solidaridad, la caridad, la tolerancia y la superación, entre muchos otros”.

 

La reacción del colegio

 

El colegio St. Trinnean’s School negó el episodio, lo que motivó la denuncia por parte de la madre de las menores por discriminación a sus hijas. Tras la presentación ante el INADI, se filtró un contundente audio donde las autoridades del colegio, Julio Méndez y Thomas Robertson, mantenían una conversación con una de la alumna menor de edad. Furman asegura, tambièn, que desde que ocurriò el episodio la joven recibiò diversos ataques. Incluso padres salieron a defender la postura del colegio.

"Nos encontramos frente a un dilema, ya que ella fue desde siempre al colegio y ya està por terminar el colegio y egresar y a la vez la està pasando muy mal. Incluso cuando iniciè la demanda me dijeron que tenga cuidado "donde me estaba metiendo".

Este martes 16 de julio, la titular de la Delegación La Plata del INADI, Agustina Ciarletta (candidata a Concejal de San Fernando) y la titular de la Delegación Provincia de Buenos Aires, la Dra. Graciela Fernández intimaron al colegio inglés de San Isidro y citaron a la madre denunciante. Si bien el Colegio intentó dar unas disculpas públicas y ofreció un resarcimiento económico la Sra. Furman decidió no aceptarlas porque entiende que los “daños psicológicos” por el hecho discriminatorio contra sus hijas menores de edad ya están realizados y es por ello que ahora solo se aguarda el dictamen del INADI el cual será sumado a las causas penales y civiles iniciadas contra el colegio de San Isidro. Asimismo, pudo saberse, que tras el posteo de la denunciante con las pruebas de la evasión del comedor desde hace los 13 años que sus hijas acuden con cientos de pagos sin factura, también tomo conocimiento la correspondiente delegación de la AFIP.

El destape se comunicó con el establecimiento educativo pero desde allí informaron que no daban declaraciones a medios de comunicación.

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?