Resumen de la semana: del tuit de Eduardo Feinmann sobre el gendarme "esclavo" al quinto aniversario de la muerte de Alberto Nisman

19 de enero, 2020 | 00.05
Del tuit de Feinmann a Nisman | Resumen de la semana

En cada nuevo aniversario de la muerte del fiscal Nisman, los medios serios y Comodoro Py, en otro maravilloso ejemplo de Nado Sincronizado Independiente (NSI), mencionan una pista imaginaria o un dato tan irrelevante como incomprobable, antes de volver a las mazmorras de la causa, junto al “piolín ruso” denunciado por la ex ministra Pum Pum, al “comando venezolano-iraní con formación en Cuba” descubierto por Eduardo van der Kooy, al sicario que, según Román Lejtman, CFK envió a asesinar al fiscal y a los dos ninjas invisibles detectados por la pericia de Gendarmería. Se trata de otra noble tradición de nuestra Santa Trinidad conformada por los medios, los servicios y la Justicia Federal.

Eduardo Feinmann denunció en su cuenta de twitter que un gendarme le cebara mate a la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, un hecho que le produjo “asco”. Según el Dr. Daniel Sabsay, constitucionalista independiente, si al mate le pusieron edulcorante podría incluso constituir un crimen de lesa humanidad. Para pensar.

En todo caso, como la alondra anuncia la mañana, las indignaciones nimias de nuestros periodistas serios nos confirman que el kirchnerismo volvió al gobierno.

El penoso episodio del chancho arrojado desde un helicóptero a la pileta de la casa que Federico Álvarez Castillo tiene en Punta del Este ensombreció la temporada esteña. El empresario textil denunció que fue un “acto de vandalismo” y “una broma de mal gusto” aunque también aclaró que “lo sacaron del agua, lo asaron y se lo comieron”, lo que prueba que el repudio moral no es incompatible con un buen asado. Por otra parte, una pericia de Gendarmería todavía no llevada a cabo probaría que el chancho en realidad se suicidó. Las escuchas del difunto animal encontradas por Luis Majul mientras corría por Palermo confirmarían dicha hipótesis.

Según un informe del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre), el 83% de los trabajadores rurales está en la informalidad. #LosConTierra, ONG que agrupa a las minorías fiscalmente perseguidas, aclaró que la relación de dichas personas con sus patrones es afectiva, no laboral: declararlas en relación de dependencia sería ofensivo para ellas. Como bien lo explicó la Sociedad Rural Argentina (SRA) en 1944, frente al polémico Estatuto del Peón Rural decretado a instancias del entonces coronel Juan Domingo Perón, el trabajo en el campo establece una “camaradería de trato, que algunos pueden confundir con el que da el amo al esclavo, cuando en realidad se parece más bien al de un padre con sus hijos”. No confudamos esclavos con hijos.

Y hablando de ese tema, el pasado 16 de enero se cumplieron los primeros 4 años de preventiva a Milagro Sala, encarcelada por incitación al acampe y condenada por escrache telepático por interpósita persona ausente. Como parte de los festejos, la SRA del imperio de Ledesma organizó una simpática suelta de esclavos junto a su alteza magnánima Gerardo I, emperador del Sol Poniente por la gracia de los Blaquier, visir de la Puna, maharajá del Potosí, marqués de Ledesma, mariscal del Altiplano, Zar de los Siete Colores, califa de Humahuaca, León de Tilcara, Protector de la Justicia, Apóstol de la Paz, Martillo de Herejes, Orgullo Radical y Azote de Dios. La oportuna colocación de tobilleras electrónicas impidió que algunos de los esclavos, en particular los niños, se dieran a la fuga como ocurrió durante los festejos del año pasado.

Como lo aclaró en su momento el ineludible Ernesto Sanz, recordado por considerar que la AUH “se va por la canaleta del juego y la droga”, la detención de Milagro Sala “no estuvo bien hecha, pero a los tres días se corrigió” y fue una decisión de “realpolitik” porque sino “mi amigo Gerardo Morales no hubiera podido gobernar ni un solo día” (). Una encomiable defensa de la persecución política y el lawfare.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

¿Querés recibir notificaciones de alertas?