El actor Dady Brieva mantuvo un fuerte cruce con la periodista oficialista Débora Plager y aprovechó para explicarle que hay periodistas que son cómplices del mal ejercicio del oficio. 

Después de asegurar de que hablará más en los medios públicos sobre política y aclarar que sólo lo hará en universidades y en unidades básicas, el humorista se enfureció por un comentario de la periodista.

"Tenemos que aprender a respetarnos, no todos los periodistas son militantes, hay periodismo profesional", aseguró Plager.

Y arremetió: "Es muy fácil decir que todos los periodistas vayan a un tribunal". 

A esto, Dady citó el ejemplo de cuando Federico Elaskar fue secuestrado durante cinco días para que Jorge Lanata le hiciera una nota.

 "Aparte de que no me sorprende que ningún fiscal haya actuado de oficio, ¿escuchaste a alguno de los periodistas decir algo?, estaba Eduardo Feinmann en la mesa", apuntó furioso.

"Yo no estaba en esa mesa", aseguró Plager y el cómico respondió que "hay periodistas y decentes y periodistas que no lo son, lo que no hay es ingenuos".