Producto de una recesión interminable, el uso de la capacidad instalada de la industria cayó al 61,1% en abril. El nivel fue muy inferior al registrado el mismo mes de 2018 (67,6%).

Los bloques sectoriales que se ubican por debajo del nivel general de la industria son: productos alimenticios y bebidas (60,7%), edición e impresión (59,8%), productos del tabaco (58,6%), productos de caucho y plástico (51,5%), productos textiles (49,5%), la industria metalmecánica excepto automotores (46,7%) y la industria automotriz (37,6%).

 

 

Por su parte, los rubros con niveles superiores al nivel general fueron: industrias metálicas básicas (82,0%), refinación del petróleo (72,1%), sustancias y productos químicos (70,5%), papel y cartón (68,4%) y productos minerales no metálicos (67,2%).

En esta nota