Tras un año de reclamos, jubilados y vecinos de la ciudad de Buenos Aires siguen en la lucha para que el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta restituya el histórico centro de jubilados y recreación Las Bochas, en el barrio porteño de Belgrano. El 8 de agosto de 2018, por decisión del PRO, dos topadoras y dos excavadoras habían derribado este centro social que hacía más de 60 años que funcionaba en la plaza de La Pampa y Dragones. 

Más de 800 personas asistían todos los meses al centro de recreación hasta que un día, mediante un decreto administrativo, el Ejecutivo porteño decidió derribarlo. En su momento, se hablaba de que el gobierno porteño utilizaría el terreno para un negocio inmobiliario pero la realidad es que, un año después, no construyeron nada y solo quedó como registro del centro la canchita de fútbol. 

 

 

En diálogo con El Destape, el referente de la Agrupación Manuel Belgrano, Joaquín Ramírez, advirtió que por parte del Gobierno de la Ciudad “no hubo ningún tipo de argumento solo vinieron con un decreto administrativo y en un lapso de seis meses, vinieron a las 6 de la mañana y con topadoras y excavadoras destruyeron un lugar de los jubilados”. 

“Acá venían 800 personas mensualmente, asistían jubilados de la Secretaría de la Tercera Edad, de las comunas de zona norte y el 8 de agosto del 2018 sacaron el predio que estaba acá. Pedimos que lo restituyan porque hace más de 60 años que funcionaba como espacio de participación de todos los vecinos de zona norte”, aseveró. 

El centro de recreación Manuel Belgrano era un lugar de encuentro entre jubilados, vecinos y familias del barrio porteño. Era un espacio de disfrute, distracción y ayuda para abuelos y abuelas que llegaban al lugar con dudas sobre cómo realizar ciertos trámites o con problemas porque PAMI decidió recortar la gratuidad de algunos medicamentos. Encontraban contención. 

“Para nosotros era un lugar muy querido. Nos reuníamos diariamente y muchas veces cocinábamos allí para atender el comedor que teníamos en Barranca. Lo que más me indigna es que parece que esto responde a una política elaborada y decidida para perjudicar al jubilado. Nunca hemos estado tan mal”, expresó a El Destape Carlos Durañona, un jubilado que participaba activamente en el centro de recreación. 

Asimismo, señaló que “en el momento que la crisis se agudizaba, los jubilados encontraban contención allí” y lamentó que “cuando más se necesitaba, es cuando lo quitaron”. Y repudió: “Nos quitaron ese pequeño goce y disfrute a los abuelos y a las familias. Vinieron a alterar y a romper todo”. 

 

 

La destrucción del centro Manuel Belgrano le desorganizó la vida a los jubilados y jubiladas que encontraban allí una salida a la crisis, un momento de distracción, un espacio de recreación. “Para nosotros era un esparcimiento, para la gente de mayor edad que venía a compartir un momento al aire libre, estaban contentos. Después vino una topadora y limpió todo. Rompieron todo, a lo mejor porque tienen el poder para hacerlo pero ya no podemos disfrutar de un día de sol, hacer un asado”, manifestó Carlos Gómez, otro jubilado que iba con frecuencia al centro. 

En la misma sintonía, Miguel Vital, otro jubilado, se refirió a lo que representaba el centro Las Bochas para ellos: “Era un espacio para nosotros, para los vecinos, para que los jubilados pudieran venir a reencontrarse con su propia gente pero vino este señor Larreta y se le ocurrió pasar la topadora como en los años ‘76, cosa que fue denigrante”. En esa línea, un abuelo sentenció: “Sacarle un espacio a los jubilados es como sacarle un plato de comida a tus hijos”

 

 

A partir de la destrucción de ese espacio, también se destruyó el grupo que se había construido. Muchos abuelos dejaron de ir para Belgrano y se perdió el rastro sobre los que siempre iban: “No sabemos si viven o no los jubilados que siempre venían. Antes era cotidiano verlo, hoy no nos vemos y no sabemos cómo están”.

El Ministerio de Espacio Público tampoco consultó a la Comuna 13 sobre la decisión de demoler el centro de jubilados. Al respecto, la comunera del Frente para la Victoria Julieta Costa Díaz advirtió a este medio que "se recibieron los reclamos de los jubilados, pero fue decisión del Ministerio tirarlo abajo, nunca se trató en la Comuna a pesar de que es una competencia de la Comuna, tampoco se trató el pedido de restitución del lugar". Por lo que cuestionó: "De un día para otro nos anoticiamos con que derribaron el centro de jubilado".

 

 

En 2006, el entonces jefe de gobierno porteño, Jorge Telermán, firmó un convenio entre el centro recreativo y el Ejecutivo en el que se reconocía su trabajo social y con las personas de tercera edad y en el que se consideraba “su utilidad pública el mantener en el mismo la función social que reviste hace 54 años”.

 

 

No obstante, el Gobierno de la Ciudad, en febrero de 2018, desconoció el convenio y Espacio Público ordenó revocar “el carácter de depositario y garante responsable de la integridad patrimonial del inmueble ubicado en la Plaza Federación de Rusia perteneciente al dominio público de la Ciudad de Buenos Aires” y consideró que el acuerdo de 2006 “fuera otorgado ilegítimamente al centro recreativo Manuel Belgrano mediante el convenio suscripto en 2006, por razones de mérito, oportunidad y conveniencia a los fines del destinado al uso común de los vecinos de la ciudad”.

Luego de meses de disputa, el Ejecutivo porteño desalojó y destruyó el centro de jubilados. El Destape se comunicó con Espacio Público, quienes argumentaron que "se debió demoler el centro por cuestiones de seguridad y riesgo edilicio" y se explayaron en que el lugar "no estaba habilitado para funcionar y además existía una falta de mantenimiento". En tanto, no confirmaron que esté en los planes del Ministerio reconstruir el centro de recreación.