¿Sembrar miedo o construir un Nuevo Acuerdo Social? El Camino de Cornejo frente al camino del diálogo

Cornejo busca plantarse como opositor duro, en lugar de plantear otra lógica en la relación entre oficialismo y oposición. 

27 de enero, 2020 | 09.05
¿Sembrar miedo o construir un Nuevo Acuerdo Social? | Opinión

Poder pensar y hacer acto la propuesta del Gobierno Nacional enfocada en un Nuevo Acuerdo Social es un desafío para la ciudadanía. Parece obvio el hecho de que todas las fuerzas políticas deberían trabajar por un país mejor, pero al parecer los intereses personales y partidarios son en algunos casos más importantes.

Hace apenas unos días pudimos ver al Gobernador de Mendoza trabajando por ese país que necesitamos, sin poner el interés partidario por delante. Desde su propia cuenta de Twitter, Rodolfo Suarez mostró cómo dialogaba con el Jefe de Gabinete de la Nación y firmaba un convenio con el Ministro de Desarrollo Social. Sin embargo, al mismo tiempo, hemos visto al ex gobernador y actual Diputado Nacional Alfredo Cornejo apareciendo por cuanto medio de comunicación pueda con una clara y persistente necesidad: "sembrar el miedo".

Podríamos creer que Cornejo no vio las fotos de Suárez dialogando con el gobierno nacional cuando dijo hace apenas unos días “Temo que los gobernadores radicales sean discriminados", pero seríamos entiendo, muy ingenuos. Más si le prestamos atención a las frases que el diputado ha estado sembrando por los medios de comunicación en las últimas semanas, como “están apareciendo los mismos síntomas de peores años de Cristina”, “estas medidas generan dudas y preocupación”, “pareciera que Frederic tiene como plan recuperar la inseguridad” o  "las reformas judiciales y los superpoderes generan miedo de que vuelvan peor que antes". Todas destinadas a generar miedo en la gente.

¿Por qué quiere sembrar miedo Cornejo? Este ejemplo quizá nos aclare algo. Hace unos días un diario especializado en política, en referencia al debate por la designación de Rafecas como Procurador de la Nación, publicó estas palabras textuales de un dirigente opositor "Alfredo no lo conoce a Rafecas ni tiene nada contra él, pero tiene claro que es la prueba de fuego de Juntos por el Cambio como oposición y no se puede flaquear". Es decir, que a Cornejo no le importa si Rafecas es buen o mal fiscal, solo quiere mostrar que es capaz de pelear.

Uno de los síntomas de madurez política es continuar pensando críticamente, pudiendo canalizar conflictos y disensos y respetando la Gobernabilidad de quienes han sido elegidos, cerrando etapas que ya concluyeron. Que positivo sería escucharlo decir: "Fui Gobernador de Mendoza, hoy soy Diputado y esta es mi función. Mi respeto a los que hoy ocupan un lugar que tuve".  Eso sería toda una muestra de respeto por la DEMOCRACIA.

¿Será posible otra lógica en la relación Nación-Mendoza basada en el respeto a la Democracia? ¿O va a primar la “siembra de temores” infundados y la confrontación que propone Cornejo?

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

¿Querés recibir notificaciones de alertas?