El presidente Mauricio Macri almorzará este martes en la Casa Rosada con un grupo de jueces de la Corte Suprema de Justicia, a la espera del fallo por las jubilacionesque tiene muy preocupado a Cambiemos.

Es que, la Corte Suprema deberá fallar a favor o en contra de los jubilados y jubiladas que le hicieron juicio al Estado por la actualización de sus haberes, con lo cual se decidirá el índice jubilatorio a aplicar en esos casos.

De esta manera, el máximo tribunal se dispone a dictar sentencia antes de fin de año y, hasta ahora, es probable que tres de los cinco jueces apoyen el reclamo de los jubilados. Esto va en contra de los deseos del Gobierno, ya que este índice sería más elevado que el que propone la ANSES y generaría un cimbronazo en las arcas públicas.

LEE MÁS

Embed

Hasta ahora, para los haberes jubilatorios se aplicaba el Índice de Salarios Básicos de la Industria y la Construcción (Isbic). Sin embargo, hace un año la ANSES le transfirió a la Corte el problema al solicitar que se aplique el índice de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte).

En este contexto, en la gran mayoría de las jubilaciones en litigio legal, la aplicación del índice Ripte implicaría que los haberes se calculen a la baja, desfavoreciendo a las personas mayores a quienes les corresponde ese derecho.

LEÉ MÁS: EL PODER ADQUISITIVO DE LOS JUBILADOS CAYÓ MÁS DE 15% EN LOS ÚLTIMOS 12 MESES