Los trabajadores de FlyBondi denunciaron graves fallas de seguridad en los aviones, que acumulan menos de un año de operaciones en el país. Protocolos de seguridad escritos por personal con nula experiencia y capacitación, aeronaves con elementos de seguridad vencidos y persecución gremial forman parte de las múltiples irregularidades. Flybondi es una empresa con fuertes vínculos con el Gobierno y obtuvo beneficios gracias a ellos.

Embed
Embed

“Cada vuelo en el que me subo me llena de pánico”, admitió una trabajadora entrevistada por El Destape. Los empleados de la aeronáutica dialogaron con este medio en condición de estricto anonimato por la fama de la empresa de tomar represalias contra cualquiera que se anime a reclamar por mejores condiciones.

Y resaltó: "Son pseudo inspeccionados las aeronaves por la ANAC, ya que tienen un trato muy amistoso. Se suben y toman café y no salen en ningún momento a inspeccionar".

Por su parte, otra trabajadora señaló que "el sueldo que tenemos es bastante bajo y el viático por día de servicio también".

"Cada vuelo al que me subo me llena de pánico porque muchas veces se escuchan sirenas y no sabes que pasa. Salimos saliendo que hay fallas y problemas. Hemos tenido varios incidente, yo voy a volar y no sé si voy a volver", agregó.

La compañía cosechó 887 problemas en sus vuelos en seis meses, como mostró El Destape el domingo pasado, que se suman a los 16 incidentes investigados por el organismo de control que depende del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich. Pese a ello, hasta el momento no fue sancionado y mantiene su licencia para operar por los estrechos vínculos de sus dueños con la Casa Rosada.

En esta nota