Coronavirus: países asiáticos vuelven a las cuarentenas por la variante Delta

Varios países, desde Australia hasta Vietnam, anunciaron restricciones más drásticas y confinamientos de mayor duración para sus habitantes

20 de agosto, 2021 | 07.44

Varios países, desde Australia hasta Vietnam, anunciaron el viernes restricciones más drásticas y cuarentenas de mayor duración para sus habitantes, mientras las autoridades luchan por frenar los brotes de la variante Delta del coronavirus, altamente infecciosa.

En Sídney, la mayor ciudad de Australia, 2 millones de residentes, aproximadamente el 40% de su población, se enfrentan a un toque de queda de 9 de la noche a 5 de la mañana la semana que viene, así como a limitaciones en el ejercicio físico.

El confinamiento de toda la ciudad, que ya va por su octava semana, también se ha ampliado hasta finales de septiembre, y se ha pedido a los residentes que lleven mascarillas al aire libre, excepto para hacer ejercicio.

En la vecina Nueva Zelanda, un brote que comenzó esta semana se extendió a la capital, Wellington, desde la mayor ciudad, Auckland, lo que llevó a la primera ministra, Jacinda Ardern, a prolongar el confinamiento en todo el país hasta el martes.

Vietnam impuso su medida más contundente hasta la fecha, prohibiendo a los residentes del centro de negocios de Ciudad Ho Chi Minh salir de sus casas a partir del lunes, aunque todavía no se han anunciado más detalles.

Al igual que Australia y Nueva Zelanda, Vietnam recibió en su día elogios por su éxito en la contención del virus, pero está comprobando que los esfuerzos efectuados hasta ahora han sido insuficientes.

Japón tiene previsto triplicar aproximadamente las pruebas diarias de COVID-19 hasta llegar a 320.000, reconociendo así que su principal estrategia de contención, consistente en disolver los grupos de infecciones, ya no funciona en las grandes ciudades como Tokio, la capital.

La medida se produce después de que los nuevos casos diarios superaran el jueves por primera vez los 25.000.

Corea del Sur prorrogó durante dos semanas las restricciones de distanciamiento social, que incluyen la prohibición de reuniones de más de dos personas después de las 6 de la tarde.

Tailandia, que también había logrado contener las cifras de contagio hasta la llegada de la variante delta, dijo que sus casos habían superado el viernes la marca del millón.

Con información de Reuters

LA FERIA DE EL DESTAPE ►