Jordania protestó por destrato a su embajador en Jerusalén

17 de enero, 2023 | 22.50

El Gobierno de Jordania convocó hoy al embajador israelí en Amán, Eitan Surkis, para protestar por la negativa al acceso del embajador jordano en Israel, Ghasán Majali, a la Explanada de las Mezquitas y denunció que la Policía israelí le "bloqueó el paso", en medio de las tensiones en la zona.

El Ministerio de Exteriores jordano señaló en un comunicado publicado en su cuenta en la red Twitter que trasladó una protesta a Israel por el incidente y reseñó que Jordania es responsable de gestionar la situación en el lugar, conocido por los judíos como Monte del Templo.

Subrayó que Israel, como potencia ocupante, "debe cumplir con sus obligaciones, en línea con el Derecho Internacional, en lo relativo a la ocupada ciudad de Jerusalén y sus lugares sagrados, especialmente la mezquita de Al Aqsa, y evitar medidas que supongan un perjuicio para los lugares santos, así como poner fin a los intentos de cambiar el estatus legal en el lugar".

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Del otro lado, la Policía israelí negó que se hubiera impedido a Majali visitar el lugar y atribuyó el incidente a que el embajador jordano llegó al lugar sin coordinación previa y a que el agente no lo reconoció en un primer momento.

Eso provocó un "muy breve" retraso mientras preguntaba a su comandante sobre cómo actuar, afirmó la fuerza, según el diario 'The Times of Israel', citado por la agencia Europa Press.

Tras ello, el embajador se marchó, según la Policía, que aseguró que "si hubiera esperado unos segundos, hubiera entrado".

El incidente tiene lugar tras las recientes críticas de Jordania a Israel por la visita al lugar por parte del nuevo ministro de Seguridad Nacional, Itamar Ben Gvir, situación que provocó una catarata de críticas internacionales.

Ben Gvir, líder del ultraderechista Otzma Yehudit, aboga por cambiar el 'statu quo' en la Explanada de las Mezquitas.

Israel tomó el control de la Explanada de las Mezquitas y del resto de la Ciudad Vieja de Jerusalén durante la Guerra de los Seis Días (1967).

Sin embargo, permitió que Jordania siguiera manteniendo la autoridad religiosa en el lugar y, según el acuerdo de paz, reconoció el "papel especial" de Jordania sobre "los lugares santos musulmanes en Jerusalén".

Israel considera Jerusalén como su capital "indivisible", si bien el estatus de la ciudad está pendiente de un acuerdo de paz con las autoridades palestinas, que reclaman Jerusalén Este como capital de un Estado en las fronteras de 1967 en el marco de una solución de dos estados respaldada por la comunidad internacional, que apela igualmente a que no se realicen cambios al 'statu quo'.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►