Estados Unidos: una Iglesia Evangélica Luterana nombró a la primera obispa transgénero

Dicha congregación es una de las más grandes de Norteamérica -más de 200 iglesias- y estará a cargo de Megan Rohrer. Un nuevo paso para una sociedad más igualitaria.

13 de mayo, 2021 | 21.31

La reverenda Megan Rohrer fue noticia durante las últimas horas luego de transformarse en la primera obispa transgénero dentro de una de las mayores congregaciones en una Iglesia Evangélica Luterana, ubicada entre los estados de California y Nevada. No solo es el primer nombramiento en este tipo de iglesias, sino también en cualquiera de las creencias cristianas en los Estados Unidos.

Más allá de esta positiva noticia, que inclina un poco más la balanza hacia una sociedad más igualitaria, cabe destacar que también fue capellán del Departamento de Policía de San Francisco y, desde el 2014, es pastora en una congregación luterana de Los Ángeles. En esta ocasión, Rohrer hizo historia y se transformó en obispa cosechando 209 votos positivos -tan solo dos más que los recibidos por el reverendo Jeff Johnson-. A partir de esta elección, se instalará en la Iglesia de St. Matthew en Walnut Creek (California) y reemplazará a su par Mark Holmerud, recientemente jubilado.

La nueva obispa de 41 años, reconocida por su activismo en territorio estadounidense y trabajo comunitario para ayudar a las personas sin hogar como Directora Ejecutiva de Welcome, también es madre de dos niños junto a su pareja. A su vez creó distintos programas para proporcionar alimentos a personas con VIH y busca eliminar obstáculos para personas de la comunidad LGBT+. "Para algunas personas que nunca han visto una familia como la mía, estoy casada con una mujer y tengo dos hijos negros, que la gente vea a mi familia, es realmente sanador para algunas familias LGBTQ +", remarcó.

"Puesto que Dios nos da nuestra unidad en Cristo, podemos ver y respetar la diversidad de historias, tradiciones, culturas, idiomas y experiencias entre nosotros y en toda la comunidad cristina", expresan desde la Iglesia Evangélica Luterana en América (ELCA). Sin lugar a dudas se trata de una de las congregaciones más progresistas de los Estados Unidos y ya hace más de 50 años, ordenan mujeres -entre ellas, afroamericanas- para los puestos más importantes de las iglesias. De todas maneras cabe destacar que recién hace una década se integran miembros de la comunidad LGBTQ+ (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero y Queer).

LA FERIA DE EL DESTAPE ►