Escándalo en Estados Unidos: Facebook entregó chats para perseguir a una joven que abortó y a su madre

La joven que llevó a cabo el aborto y su madre fueron acusadas por "ocultar la muerte del feto". La empresa Facebook entregó un chat que sirvió de prueba para incriminarlas.

10 de agosto, 2022 | 13.14

La empresa de tecnología y redes sociales Facebook entregó a la policía de Nebraska, estado de Estados Unidos, las conversaciones por chat de una madre y su hija que están incriminadas por efectuar un aborto de manera ilegal. La investigación se inició en abril de este año, antes de que la Corte Suprema anulara el fallo Roe vs. Wade que garantizaba el acceso al aborto en la mayoría de los estados. Sin embargo, Nebraska mantenía una política restrictiva y la ley ya prohibía el aborto a las veinte semanas posteriores a la fertilización y después de la viabilidad.

Las dos acusadas de este caso son Jessica Burgess, de 41 años, y su hija Celeste, que en el momento de abortar tenía 17. Según la investigación realizada por la Fiscalía, la madre compró y dio píldoras abortivas a la adolescente y después la ayudó a enterrar el feto. En un primer momento, la joven declaró que había nacido muerto por lo que se trataba de un aborto espontáneo, motivo por el cual la acusaron de falso testimonio.

El detective Ben McBride de la Unidad de Investigaciones de la Policía de Norfolk comenzó la investigación gracias a un testimonio de una supuesta amiga de Celeste, según informó el sitio NBC news. McBride solicitó y obtuvo una orden judicial en junio para acceder a las conversaciones digitales de la madre y su hija, confiscó seis teléfonos inteligentes y siete computadoras portátiles y obligó a Facebook a entregar los chats entre ellas. 

“Una píldora frena las hormonas y luego tienes que esperar 24 horas para tomar la segunda”, se lee que le dice la madre a la joven, precisando antes que ya había recibido el encargo efectuado un mes antes.

La orden judicial a la que tuvo acceso NBC news incluía una lista con los objetos que buscaban las autoridades, tanto físicos como digitales, para investigar a las acusadas:

  • “Dispositivos electrónicos como ordenadores, teléfonos y tabletas,
  • Dispositivos de almacenamiento externos para guardar información electrónica,
  • Medicamentos que se puedan utilizar con el objetivo de practicar un aborto,
  • Prueba de búsquedas electrónicas y/o compra de medicamentos que se puedan utilizar para practicar un aborto,
  • Mensajes sobre el uso de medicamentos que se puedan utilizar para practicar un aborto“.

Facebook Messenger ofrece la posibilidad de mantener conversaciones codificadas que no pueden ser leídas ni por la plataforma ni por cualquier autoridad gubernamental que reclame esos chats, pero esa opción solo está disponible cuando la discusión se mantiene en la aplicación del teléfono móvil y se marca como secreta. De lo contrario, explica NBC News, la empresa conserva la mayor parte de la información de los usuarios en sus servidores, lo que significa que puede acceder a ella si se ve obligada a hacerlo por orden de un juez.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►