COVID-19: la peligrosa cepa japonesa que resistiría a las vacunas

La cepa japonesa que tendría capacidad de resistir las vacunas es denominada "Eek" por los científicos. De qué se trata. 

13 de abril, 2021 | 08.24

Las nuevas cepas del COVID-19 siguen mutándose y creciendo en todo el mundo peleando una batalla desigual con los esfuerzos de los Gobierno y los científicos de todo el planeta para crear vacunas y reducir la mortalidad del virus. 

En este marco, se difundió la detección de una nueva cepa japonesa muy peligrosa ya que podría resistir a las vacunas. Científicos la llamaron "Eek" por su supuesta capacidad de evadir la inmunidad natural como también la protección de las inmunizaciones actuales.

Según un estudio realizado por el Hospital Médico de la Universidad Médica y Dental de Tokio en el mes de marzo se detectó que 70% de los pacientes con COVID-19 de los que fueron analizados presentaban una mutación E484K del virus SARS-CoV-2, es decir el "Eek".

Esta mutación se presentó en 10 de las 14 personas positivo COVID-19 en las pruebas en el Hospital Médico de la Universidad Médica y Dental de Tokio en marzo.

La cepa japonesa alarma

"En los dos meses transcurridos hasta marzo, 12 de los 36 pacientes de COVID eran portadores de la mutación, y ninguno de ellos había viajado recientemente al extranjero ni había estado en contacto con personas que lo hubieran hecho", detalló el informe. Acerca de esta variante, el catedrático de la Universidad Complutense de Madrid y miembro de la Sociedad Española de Microbiología, Víctor Jiménez Cid, aseguró que probablemente habría evolucionado de las cepas sudafricana o brasileña.

"Esta mutación afecta bastante a la capacidad neutralizante de algunos de los anticuerpos. Cuando nos hemos infectado antes con otras variantes diferentes, algunos anticuerpos no funcionan. Es capaz de reducir la eficacia, pero no la elimina”, remarcó en 20minutos.

COVID-19: cuál fue el primer caso de la cepa japonesa

Lo cierto es que este descubrimiento se da en vísperas de los Juegos Olímpicos de verano de Tokio, que ya fueron postergados en 2020 a causa de la pandemia de coronavirus.

En este marco, científicos alertan por la peligrosidad de esta mutación que puede escapar de los anticuerpos generados por la infección previa del virus o por la inmunización de las vacunas.

Eek es la variante japonesa del SARS-CoV-2 y acaba de entrar en juego. La mutación de la proteína S E484k, rebautizada como Eek, parece poder escapar a los anticuerpos generados por una infección previa por Covid y también a las vacunas desarrolladas hasta ahora”, detalló  José Poveda, el catedrático de Epidemiología y Medicina Preventiva de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.
 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►