Titular de industria aceitera asegura que productores retienen los granos y presionan sobre el dólar

El titular de Ciara, Gustavo Idígoras, apuntó fuerte contra la especulación de los productores. "Esperan una devaluación", aseguró a El Destape. 

02 de diciembre, 2020 | 16.09

"Estamos un 7 por ciento por debajo del ciclo histórico. Los productores se están quedando con los granos pese a que el dólar pasó de 60 a 85 pesos y hubo menos retenciones, y la industria procesadora está en estos momentos con un nivel de uso de la capacidad instalada de 50 por ciento". La radiografía es del presidente de la cámara argentina de la industria aceitera y centro de exportadores de cereales (Ciara-CEC), Gustavo Idígoras, quien analizó en una entrevista con El Destape las nuevas exigencias para exportar productos agropecuarios. 

Las empresas agropecuarias que quieran exportar deben inscribirse en el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA), que creó el macrismo, cuyo requisito era no tener deuda con la AFIP ni con la Seguridad Social. A partir de ahora, las empresas deberán haber cumplido con los plazos previstos por el Banco Central en materia de liquidación de divisas para volver a ser autorizadas como operadores. 

La medida se tomó luego de que se conoció que en noviembre la liquidación de aceiteras y cerealeras volvió a ser magra y se mantiene retenida una buena parte de la cosecha. Los productores apuntan contra los exportadores, pero desde Ciara-CEC aseguran que la retención es de granos y que prefieren tomar crédito a liquidar stock a la espera de una devaluación. "El productor piensa: 'lo pongo a tasa de interés, tomo crédito para los insumos y espero que haya una devaluación'". 

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

- ¿Qué opina de la decisión del Ministerio de Agricultura?

- Me parece bien. Lo que hace de alguna manera es ampliar las condiciones a atender para inscribirse en el Registro (RUCA). Hasta el momento el requisito para no quedar fuera de esa autorización, que antes la daba la ex ONCCA, la empresa no debe tener deudas ni con la AFIP ni en materia de Seguridad Social (aporte). Ahora se agregó el requisito de que se cumpla con los plazos de liquidación después de la venta, bajo un régimen que es bastante estricto al respecto. Establece para los granos un plazo de 15 días desde que se realiza el embarque. En el caso de la carne el plazo es de 180 días.

- Sin embargo, el complejo sojero sigue reteniendo la liquidación.

- Hay un uso incorrecto a veces con el término de liquidación. Cuando se habla de liquidación se hace referencia al plazo entre que se realiza la venta y el ingreso de los dólares al mercado de cambios. Lo que está faltando ahora es la venta de granos. Estamos un 7 por ciento por debajo del ciclo histórico. Los productores se están quedando con los granos pese a que el dólar pasó de 60 a 85 pesos y hubo menos retenciones. La industria procesadora está en estos momentos con un nivel de uso de la capacidad instalada de 50 por ciento. 

- Los productores apuntan contra lo que pagan los exportadores

- Nosotros (los exportadores) hemos mejorado mucho el precio. La tonelada en pantalla de la Bolsa de Rosario pasó de pagarse 12.000 pesos a principio de año a 26.500 pesos actualmente. 

- ¿Entonces están especulando los productores?

- Los productores están esperando si mejora el tipo de cambio. Por ejemplo, hoy los bancos financian a los productores con una tasa de interés menor a la inflación, entonces prefieren tomar crédito que vender los granos. Hoy el productor está viendo cómo preservar el poder de compra, más allá de movidas especulativas como las que pueden hacer grandes empresas enroladas en la Sociedad Rural. El productor piensa: "lo pongo a tasa de interés, tomo crédito para los insumos y espero que haya una devaluación". 

- ¿Y cómo se destraba esta situación?

- Le venimos diciendo al Gobierno y al ministro de Economía (Martín Guzmán) que esto se logra estabilizando la economía. 

- Pero mientras sigan pulseando los sectores concentrados es imposible estabilizar nada. 

- Eso es cierto. Pero el palo no sirve. Se necesitan más zanahorias para estimular la actividad del sector. Si productor vende, se puede otorgar una mejora en impuesto a las Ganancias, por ejemplo, e ir premiando si adelanta un flujo mayor, como planteamos en el proyecto del Consejo Agroexportador.  

- ¿No le pareció una apetecible zanahoria la baja de retenciones?

- Sí, pero tuvo sabor a poco.

- ¿Con más puntos de quita hubiese sido distinto?

- Con una rebaja de 6 puntos, como se planteó en un principio, el volumen hubiese sido mayor y el traslado de la mejora al productor más importante. Hubiese sido una señal distinta del Gobierno hacia el sector. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►