Cuál debería ser el nuevo salario mínimo para ganarle a la inflación

Diferentes expertos opinan sobre cual debe ser el salario mínimo en 2021 a partir de la inflación producto de la pandemia.

20 de abril, 2021 | 00.05

En medio de la segunda ola de Covid-19, nuevamente un acto económico-político clave como es la actualización del Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM) aparecerá en escena el 27 de abril de la mano del Consejo del Salario para definir, justamente, la remuneración que sirva como piso de referencia para los trabajadores formales y como faro para los informales, los haberes mínimos, las asignaciones y programas estatales y para el salario docente.

Subir el salario mínimo es lo mínimo que la crisis económica demanda 

Según INDEC, el último semestre 2020 marcó un 42% de pobreza, marzo mostró una inflación interanual del 42,6% y, en ese mismo período, el ingreso promedio de las familias en hogares pobres fue de $29.567, mientras que la Canasta Básica Total (CBT) del mismo grupo de hogares alcanzó los $50.854, por lo que la brecha de ingresos se ubicó casi en un 42%, el valor más alto de la serie por quinto semestre consecutivo. Además, en el cuarto trimestre 2020 la tasa de desocupación alcanzó el 11%.

Es así que los datos dan cuenta de una situación frágil y el avance de la segunda ola (tsunami llamada por Axel Kicillof) amenaza con romper los pequeños signos de recuperación económica que tímidamente se asoman desde fines de 2020. En la última reunión, convocada en octubre pasado, el Consejo del Salario estableció un incremento del 28% repartido en tres tramos. El último se realizó en marzo y elevó finalmente el SMVM a $21.600 -antes de las tres subas, se encontraba en $16.875-. 

El Gobierno apuesta a la recomposición del poder adquisitivo como una de las patas que estabilice el tablero tambaleante, pero, ¿de cuánto debería ser el SMVM? El Destape escuchó las respuestas de varios especialistas. 

En primer lugar, parece obvio pero necesario aclarar que significa un salario mínimo según el art.116 de la Ley 20744: “La menor remuneración que debe percibir en efectivo el trabajador sin cargas de familia, en su jornada legal de trabajo, de modo que le asegure alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento, vacaciones y previsión.” La definición que, según el abogado laboralista Hector Recalde “nunca se cumplió”, ayuda a dimensionar qué tan lejos se encuentra el valor actual del piso mínimo respecto de los objetivos de la Ley. Ni hablar que especifica que el monto debe cumplir todos esos requisitos solo para un trabajador “sin cargas de familia”, cuando muchos trabajadores son jefas/jefes de hogar. 

Cuáles son las actualizaciones analizadas del salario mínimo

$30.000

“El SMVM debería quedar en $30.240 aproximadamente. En esta gestión el salario perdió fuerte entre enero y septiembre de 2020. Ahí empezó a actualizarse y mantuvo el poder adquisitivo a pesar de los aumentos. Para adelante se necesitan dos cosas: recuperar lo perdido entre enero y septiembre de 2020 y cubrirse de la inflación que venga. Para quedar con el mismo poder adquisitivo que en diciembre 2019, el SMVM debería aumentar hoy 20% y para cubrirse de la inflación durante el resto del año de mínima tendría que contemplar un 20% más”, explica Nicolás Pertierra, economista del Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (CESO). A su vez, el especialista aclaró: “Para equiparar el valor real de diciembre 2016 -año donde comienza la nueva serie del Índice de Precios al Consumidor- hoy el salario mínimo tendría que estar en $33.500”. De momento, se estima que de la convocatoria oficial surja un resultado que se ubique cerca de las cifras que plantea el Economista.

$40.000

Para Daniel Moreira, presidente de la Asociación Pyme, el salario mínimo directamente debería duplicarse y estar alrededor de los $44.000. “El salario mínimo no alcanza absolutamente para nada. Tendríamos que llevarlo al doble pero es improbable en esta coyuntura, así que se deberían tomar decisiones extraordinarias en un contexto extraordinario, es decir, que las empresas que más ganan paguen más”. Para Moreira, la dinámica de incrementar el salario mínimo deriva en un aumento de la demanda, por tanto se incrementaría el número de trabajadores en las empresas para abastecer al mercado interno, que, a su vez, cobran un salario que vuelcan al consumo y así “se activa el círculo virtuoso del mercado y producción.”

Para el Gobierno es objetivo primordial que los salarios logren ganarle a la inflación, pautada en 29% según el Presupuesto 2021. Sin embargo, las consultoras privadas estiman el porcentaje entre el 40% - 50%. De acuerdo al ministro de Economía, Martín Guzmán, el IPC de marzo, 4,8%, será el más alto y luego comenzará a descender, pero el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, explicó en Futurock que, para llegar a la meta presupuestada a fin de año, el IPC mensual debería estar “por debajo del 2%”, descenso que actualmente está lejos de cumplirse. 

“Llevar el salario mínimo al doble implica un acuerdo político muy grande que no se va a dar con las grandes empresas porque están concentradas. La concentración se lleva puesto todo, el número de inflación es una decisión política de las empresas también”, determinó el dirigente de Asociación Pyme y asegura que el descongelamiento de tarifas, otro elemento crucial en el impacto del IPC, es otra “batalla política contra las grandes concentraciones en los servicios”. “Las pymes, después de haber batallado mucho, tenemos una sola silla, y las grandes empresas tienen muchas”, lamenta Moreira.

$50.000

Para el abogado laboralista y ex diputado nacional Héctor Recalde, debería pensarse incluso en un monto que no baje de los $50.000, considerando lo que significa realmente un SMVM según la Ley 20.744, aunque en los hechos no ve factible que se acuerde ese monto. Para que sea más comprensible la evolución del salario,  prefiere medir la remuneración básica en litros de leche o kilos de pan. “En 1946, un salario mínimo equivalía a 3333 kilos de pan. Hoy equivale a 200 kilos, aproximadamente”, estima, así como también proyecta que el salario mínimo impacta en casi seis millones de trabajadores del sector privado.

$60.000

“Un real salario mínimo debería partir de cubrir los costos de la canasta básica, hoy en 60.000 pesos aproximadamente. La  escalada inflacionaria en nuestro país ha destruido el salario de los trabajadores. Un aumento del SMVM debería ser acompañado de otras medidas de fondo como el control de toda la cadena de precios, mediante la apertura de los libros de las empresas al control obrero, la nacionalización del comercio exterior, para controlar el precio, sobre todo, de alimentos y, por supuesto un seguro universal que cubra al menos la canasta de pobreza” adhiere al debate el licenciado en Economía del Partido Obrero Martín Correa a El Destape. Sobre el valor actual -$21.600- el profesional considera que “es una muestra clara de que se pretende descargar la crisis sobre los hombros de los trabajadores.”

Por último, Silvia Saravia, coordinadora nacional de la organización Barrios de Pie,  asegura que cada vez son más las personas que piden ayuda porque el dinero no alcanza. “El aumento de la canasta básica y la inflación no paran, el número de pobreza es mayor, sobretodo en niños/as y adolescentes, lo veo claramente en nuestros comedores  y merenderos”, reconoce. 

Respecto al mercado de trabajo en las zonas más vulnerables, Saravia detecta que el empleo se recuperó parcialmente pero “en peores condiciones” porque los ingresos son menores y la mayoría son no registrados. “Hay una situación de precariedad e incertidumbre frente a los nuevos cierres que podrían continuar o profundizarse a partir del crecimiento de la segunda ola”, advierte. 

Mientras tanto, los datos del INDEC reflejan que los ingresos del 10% más rico de la población siguen siendo 21 veces más altos que los del 10% más pobre.

Ranking de Paritarias 2021

Desde el oficialismo confían en que las paritarias remontarán la pérdida de poder adquisitivo. El medio Ámbito Financiero elaboró un nuevo ranking sobre las paritarias 2021 del sector privado y público acordadas hasta el momento.

1. Trabajadores de TV por cable: 44%

El Sindicato Argentino de Televisión (Satsaid) acordó un aumento salarial del 23% para los trabajadores de canales de cable y la paritaria anual 2020/2021 quedó en un 44%. La suba prevista para 2021 se otorgará en tres tramos: 6% en febrero, 6% en marzo acumulativo y 11% en mayo.

2.Trabajadores de la UOCRA: 35,8%

El sector de la construcción cerró un 35,8% en 4 cuotas remunerativas desde abril y le sigue julio, octubre y febrero 2022.

3. Estatales de Formosa: 42%

El gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, oficializó un incremento del 42% para los empleados estatales repartido en tres tramos. Según fijó el mandatario, se pagó 20% a partir del 1º de marzo y se abonará 12% a partir del 1º de julio y 10% a partir del 1º de septiembre.

4. UOM (metalúrgicos), Auxiliares de Educación y Médicos de Santa Fe: 35%

La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y las cámaras empresarias de la actividad llegaron a un incremento del 35% en tres cuotas: la primera del 15% en abril y las otras dos del 10% en julio y octubre.

La delegación de Santa Fe del Sindicato de Médicos de la República Argentina (AMRA) obtuvo una suba del 35% en tres tramos: 18% en marzo, 8% junio y 9% septiembre y el Sindicato de Obreros y Empleados de la Minoridad y Educación (Soeme) y las cámaras empresarias del rubro acordaron una mejora del mismo monto sobre los haberes de febrero último, también en tres tramos.

El mismo aumento pactó la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la Provincia de Santa Fe (FESTRAM).

5. Docentes nacionales: 34,6%

El Ministerio de Educación y los gremios docentes lograron cerrar un acuerdo por una recomposición salarial del 34,6% que será abonado en tres cuotas en los meses de marzo, julio y septiembre.

6. Estacioneros y empleados de garages

La Federación de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio y Garajes de la República Argentina (FOESGRA), cerró un aumento salarial del 34% para 2021 en cuatro cuotas de 8,5%: abril, julio, agosto y octubre. Se acordó además con los estacioneros una cláusula de revisión de la paritaria en octubre y que la primera cuota sea no remunerativa.

7. Docentes bonaerenses: 32%

Los dos gremios mayoritarios del Frente de Unidad Docente Bonaerense (Suteba y FEB) acordaron un 32% al mes de septiembre. Se adiciona el incremento del Fondo de Incentivo Docente (Fonid) y la suma por conectividad acordada en la paritaria nacional. 

8. Encargados de edificio: 32%

El sindicato de encargados de edificios (Suterh) pactó un aumento de 32% en cuatro tramos: 7% en abril; 10% en julio; otro 10% en octubre y el 5% restante en febrero de 2022.

9. Trabajadores de AySA: 32%

El secretario general del SGBATOS, José Luis Lingeri, firmó un aumento anual de 32% para los trabajadores de AySA. El acuerdo incluye una cláusula de revisión en noviembre.

10. Trabajadores de Gimnasios: 30%

La Unión Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (Utedyc) alcanzó una suba del 30% no remunerativo sobre los salarios de febrero para los trabajadores de gimnasios a pagar tres cuotas iguales de 10% en marzo, junio y agosto. 

11. Luz y Fuerza (rama nuclear): 29,5%

La Federación de Trabajadores de Luz y Fuerza, que lidera Guillermo Moser, acordó con la empresa estatal Nucleoeléctrica un aumento escalonado de 29,5%.

12. Bancarios: 29%

La Asociación Bancaria (AB) firmó una actualización salarial del 2,1% pendiente para 2020 y una mejora del 29% sobre el salario resultante para 2021.

13. Trabajadoras de casas particulares: 28%

Se formalizó el aumento salarial del 28% en tres cuotas. El primer incremento fue de 10% en diciembre, le siguió 8% en febrero y se sumó un 10% en abril. A esto se debe añadir un 3% de suba adicional para las zonas desfavorables desde enero.

14. Empleados de Comercio (parcial): 21%

La Federación de Empleados de Comercio que lidera Armando Cavalieri firmó un acuerdo por un incremento de 21% no remunerativo a pagar así: 7% en enero, febrero y marzo, todos montos sobre los salarios de diciembre de 2020. El acuerdo  se llamó "puente paritario" hasta encarar las nuevas paritarias definitivas para el 2021/2022.

15. Trabajadores de parques de diversiones: 20%

El Sindicato Único de Trabajadores del Espectáculo Público (SUTEP) alcanzó un acuerdo con la Cámara de Parques, Entretenimientos y Afines (C.A.P.A) para cerrar la paritaria del 2020 y dar subas en lo que va del 2021.

Según publicó Ámbito Financiero que informó el gremio, el aumento será del 16% por la paritaria 2019/2020 con  nuevos sueldos básicos a partir de abril, cuando se suma un 15% no remunerativo adicional, que se incorpora al básico en julio siguiente. Por último, acordaron un 5% no remunerativo con los salarios de agosto, para blanquearlo en septiembre.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►